Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]


Ako ñane ynambumi (purahéi)

Nuestra querida perdiz (canción)

Ñe'ẽpoty: Teodoro S. Mongelós
Pumbasy: Epifanio Méndez Fleitas
(Letra)
(Música)
   
Ne mandu'ávapa nde, kóina ako ka'aru,
che guatahágui aru Tupã rymba porãite
ñuhãme ijeity pyre, guyra ñu porã'imi,
ako ñane ynambumi, jahayhuetémi va'ekue.
 
¿Recuerdas tú?, aquella tarde remota,
de mi caminata traje ese animal de Dios
que cayó en una trampa, ave tan bella,
era nuestra perdicilla, que amábamos tanto.
 
Mokõivépako jaiko, ñañombope hese,
ñahetũ, ñamoñe'ẽ, ha mitãicha jareko,
ha'e anga pe hekove hasy vaichánte ichupe,
ha oiméne nikora'e, hi'aĝui upe imano.
 
¿Verdad que ambos anduvimos, dándonos a ella?,
le besábamos, le hablábamos, y como niño le teníamos,
a la pobrecita no le importaba su dolor del cuerpo,
y ya en ese entonces, su muerte estaba cerca.
 
Upéinte pako iko'ẽ ikangy, hasykatu,
ha vokóima rejuhu tupaguýpe he'ongue,
okúi va'ekue hague rembyaty, reñongatu,
ha rehupi ne rymbami retekue.
 
Después fue que languideció ¿sí?, enfermó,
y luego encontraste bajo la cama su cadáver,
juntaste sus plumas caídas, las guardaste,
y alzaste el cuerpo de tu animalito.
 
Ne rasẽpako ha ere "oho ñane ynambumi,
oiméne ha'e guei yvágapema oĝuahẽ";
upévante pako che ambyasy, nambyasypái,
ha mokõivéva ojovái ko'ýte ñanerasẽ.
 
Llorando habías dicho "se fue nuestra perdicilla,
por ahora ella ya habrá llegado al cielo",
era que sólo eso yo sentía, no termino de sufrirlo,
y que uno frente a otro más todavía lloramos.
 
Nde haĝuántema kuña, resẽ reho mombyry,
ha remyasãi vy'a'ỹ che recovépe ĝuarã,
ko'áĝa péina apyta ha'ete ku tyre'ỹ,
amboyku cheresay ne kunu'ũ recovia.
 
Para ser única mujer, saliste a ir lejos,
y extendiste la tristeza para mi vida,
ahora quedo aquí como un huérfano,
enjugo mis lágrimas en reemplazo de tu cariño.
 
Ako ñane ynambumi, ne mandu'ávapa nde,
akangytápe kuehe ajuhu hague kukúi,
amoñe'ẽ katu, ha che kũguýpe ha'e,
"péicha guarãnte ra'e, mborayhu ogue avei".
Aquella nuestra perdicilla, ¿sueles recordarla?,
ayer en la almohada encontré sus plumas caídas,
les hablé, y por debajo de mi lengua dije,
"así tuvo que ser, el amor se apaga también".
 

Obs.: La traducción al español, que intenta ser literal por cada verso, se brinda exclusivamente con fines didácticos, sin pretensiones poéticas. Sin embargo, la versión en español no refleja la tristeza que genera el original, que en todo momento está haciendo preguntas a su interlocutor ausente, como pidiendo confirmación de lo que narra. Lastimosamente en español no puede hacerse esto en forma breve.

Traducido al español por Manuel F. Fernández - © www.guaranirenda.com - 2003

Péva mboyvegua - Página anterior Péva riregua - Página siguiente

Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]