Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]


Mávapa ikerayvoty porãve (mombe'urã)

¿Quién sueña mejor? (cuento)

Haihára: Basiliano Caballero Irala (Autor)

 Mávapa ikerayvoty porâve 

   Oiko ndaje peteĩ jevy mbohapy oñoirũ hérava Luchi, Te'o ha Pali, omba'apo, okaru ha oikóva tapiaite joayhúpe oñondive.    Cuentan que habían tres amigos cuyos nombres eran Luís, Teo y Pablo, quienes trabajaban, comían y vivían fraternalmente.
   Peteĩ pyharépe hua'ĩvo hikuái jerokypa haguégui, otopa ra'e peteĩ ryguasu (ndajaikuaái omonda térãpa ojuhu rei va'ekue hikuái ra'e).    Una noche al reunirse después de un baile adonde fueron, encontraron un pollo (no sabemos si lo hurtaron o realmente lo encontraron).
   Pya'e porã, "jagua oñaro mboyve", oñapymíma mbatara ytakúpe, ojehague'óma katu hína ha upéinte ohasáma ika'ẽ haĝua tatapỹi ári.    Rápidamente, "antes que ladre el perro", lo sumergieron en agua caliente, ya fue desplumado y luego pasó para ser asado sobre brasas.
   Mbohapyve oñoirũ nguéra tuicha vare'a reheve nipo ojere hikuái ra'e, upe pyharépe jeroky haguégui, ha ani haĝuati omboja'o avave ndive pe mbatara ijapichyrýmava hína tatapỹi ári, sapy'ánte he'i Te'o:    Los tres amigos habían regresado con mucha hambre, esa noche de la fiesta, y para no compartir con nadie ese ave ya condimentada sobre las brasas, de pronto dijo Teo:
– Pe ma'ẽ che irũ nguéra, mbohapyvépe ĝuarã michĩ ko "ajúra perõ" jarekóva ñaína ápe, upévare che arovia tekotevẽha japara ñande póre mávapa opo pukuve, térã he'i kuaave mombe'upy, ha osẽ porãvéva to'upa ha'eño ko "ajúra perõ". – Mirad mis compañeros, para los tres es poco este "cuello pelado" que estamos teniendo aquí, por eso yo creo que es necesario apostar quién salta más largo, o cuenta bien un cuento, y el que salga mejor que coma solo este "cuello pelado".
– Naiporãmbái upéva che kombái –he'i Luchi–. Chéverõ ĝuarã, oĩro peteĩ opurahéi porãvéva ñande apytépe, upéva ho'u va'erã ha'eño ko mbatara. – No está muy bien eso compadre –dijo Luís–. A mi parecer, si hay uno que canta mejor entre nosotros, ése debe comer este ave solo.
– Cherejami, che haitéma ta ñe'ẽ –he'i Pali, orambi va'ekue hína pytũguýpe–. Jaha jake mbohapyve ha ko'ẽramo, ohecha va'ekue iképe mba'e iporãvéva, to'upa ha'eño ko apichyry hyakuã asýmava hína. – Permitidme, es mi turno hablar –dijo Pablo, que estaba dormitando en la oscuridad–. Vamos los tres a dormir y mañana, quien haya soñado la cosa más linda, que coma todo este adobado que ya está oliendo bien.
– Iporã, iporã –he'i ambue kuéra mokõive ha oje'oipa hikuái upéi "ojopývo nambi". – Está bien, está bien –dijeron los otros dos y fueron todos después "a apretar oreja".
   Pyharevete ojetyvyro Te'o ha sapukáipe he'i:    A la mañana temprano Teo se desperezó y dijo a los gritos:
– Che mba'éma mbatará!. Ange pyhare ahecha che képe añemongeta ha añembojarúramo aína umi Tupã remimbou kuéra ndive. – ¡Ya es mío el pollo!. Anoche vi en mis sueños que yo estaba conversando y bromeando con los enviados de Dios.
– Mba'eve voi upéva –he'i osẽvo Luchi–. Che ahecha che képe Ñandejára che mboguapýrõ ijyketére voi ha ho'ukárõ chéve umi tembi'u iporã porãvéva. Chakemíke péva!. – Eso no es nada –salió diciendo Luís–. Yo soñé que Dios me hizo sentar a su lado y me dio de comer de esos mejores manjares. ¡Cuidadito con esto!.
   Pali niko mba'eve nde'íri gueteri, ha upémaramo oporandu hikuái ichupe ambue iñirũ nguéra mba'épa ojecha ra'e iképe.    Pablo no había dicho nada aún, y por eso le preguntaron sus compañeros qué había visto en su sueño.
   Ojehete pyso mbegue katu Pali ha he'i ichupe kuéra:    Pablo se desperezó lentamente y les dijo:
– Ahecha mokõive pehóramo yvágape ra'e, ha heta pevy'a hague Ñandejára ha Tupã remimbou kuéra ykére. Aimo'ã ndapeju mo'ãvéima ra'e, ha upémarõ apu'ã ha'upa che año ñande ryguasu ka'ẽ. – Vi que ambos fuistes al cielo, y estabais muy contentos al lado de Dios y los ángeles. Creí que no vendríais más, y entonces me levanté a comer todo nuestro pollo asado.
   
   Kóvagui, che irũ nguéra, tekotevẽ ñanohẽ kóva ko ñembo'e:    De esto, amigos míos, es necesario quitar esta enseñanza:
   Natekotevẽi oiko ñane akã yvatete umi arai rehe; ñapyrũ mbarete va'erã yvy ári iporã haĝua ñande rekove ha ñane rembiapo.    No es necesario tener la cabeza tan alta por las nubes; debemos pisar fuerte la tierra para que sean buenos nuestra vida y nuestro trabajo.
 
Fuente: [CIB1:53]. Traducido al español por Manuel F. Fernández - © www.guaranirenda.com - 2004

Péva mboyvegua - Página anterior Péva riregua - Página siguiente

Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]