Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]


Nicanor Duarte: "Mi lengua materna es el guaraní"

Barcelona, 29 de octubre de 2005

"La che ñe'ẽ ypykue guarani, ha ore retãme ojehayhu la ore ñe'ẽ".

Mba'éichapa.

Abajo, el texto íntegro de una conferencia, y respuestas a preguntas del público y de los medios de comunicación, del Tendota, Karai Nicanor Duarte Frutos, en Alemania.

Destacar estos párrafos:

«Quiero comentarles que el Paraguay es el único país latinoamericano realmente bilingüe, prácticamente la totalidad de la población habla el guaraní, nuestra lengua autóctona. Mi lengua materna es el guaraní. La che ñe'ẽ ypykue guarani, ha ore retãme ojehayhu la ore ñe'ẽ. Decía que nuestra lengua original es el guaraní y que amamos mucho nuestra lengua.

»Siendo ministro de Educación, en 1994 incorporamos la educación bilingüe. En el Paraguay sólo 5% es monolingüe español, 75% tiene como primer idioma el guaraní y ésta es una lengua autóctona que ha sobrevivido el proceso de colonización, el proceso de transculturación; y fueron las mujeres paraguayas, fueron las madres paraguayas, las que lograron que el guaraní sobreviva a la presencia europea. Nosotros fuimos colonizados por los españoles.

»Hoy, a más de 500 años, nos sentimos orgullosos, un orgullo sano, aunque algunos teóricos de las ciencias sociales no tienen mucho aprecio a esta palabra. Nosotros tenemos un orgullo sano hacia nuestra lengua autóctona, pero también hablamos el español y así es que nos comunicamos con este idioma con las naciones amigas, y somos también en este sentido tributarios del griego y del latín; Heidegger decía que la lengua es la morada del ser, y nosotros habitamos y portamos el mundo y nos comunicamos con el mundo con el español, pero el guaraní también constitucionalmente es un idioma oficial.»

Tendota Nicanor Duarte Frutos,
Berlín, Alemania.

¿Cuándo el amor y el orgullo por el guaraní se convertirá en más y mejores, y más universales y más visibles cosas concretas a favor del guaraní y de todo los paraguayos (la fe –y el amor y el orgullo– sin obras de nada sirve y muerta es)?:

a) ¿Cuándo dotaremos al guaraní de un ente normativo como ya tienen las demás lenguas "normales" del mundo?.

b) ¿Cuándo se usará el guaraní para la administración estatal, regional y local paraguaya?. Más del 95 por ciento de toda la documentación que genera la administración paraguaya, en todos los niveles, sólo debe surtir efecto dentro de Paraguái. En este contexto, ¿por qué no se usa el guaraní si además el 86 por ciento de la población ya habla guaraní hoy?.

c) ¿Cuándo se exigirá la plena oficialidad del guaraní en el MERCOSUR (y más tarde en el ALCA y en cualquier TLC)?.

d) ¿Cuándo se pedirá "amablemente", pero con firmeza y con visión de país que quiere preservar su lengua primera, americana y nacional, a los mennonitas y a los brasileños (y demás colectivos extranjeros) que aprendan los dos idiomas oficiales, y que sin este requisito no puedan acceder a la nacionalidad paraguaya ni a determinados beneficios (a debatir): a) no puedan ser funcionarios públicos, b) no puedan ser postulados a cargos electos, etc.?.

e) ¿Cuándo se fomentará el uso –con leyes si es necesario– del guaraní en los medios de comunicación y el mundo industrial y comercial (etiquetaje, rótulos, facturas, imagen corporativa, webs, atención telefónica, etc)?.

f) ¿Cuándo se pedirá que el PNUD, sí el PNUD, y demás organismos internacionales, lo que incluye a las ONG para el Desarrollo, empleen el guaraní?.

g) ¿Cuándo se animará a los intelectuales y artistas paraguayos –todos los campos culturales– a incluir también el guaraní en su obra, y así mostrar su existencia en el mundo?.

h) ¿Cuándo la misma Presidencia de Tetã Paraguái usará en la denominación del Estado, en todos sus órganos y en todo su cuerpo consular en el mundo, el guaraní y el castellano?.

i) ¿Cuándo... todo?.

Poañua.

Joan Moles
paraguai-paraguay@telefonica.net


http://www.presidencia.gov.py/discursos/131004.pdf

Secretaría de Comunicación Social
Presidencia de la República
Asunción, miércoles 13 de octubre de 2004

Visita Presidencial a Alemania

Conferencia del Excelentísimo Presidente de la República del Paraguay, Don Nicanor Duarte Frutos, sobre el tema: “El Nuevo Paraguay”.

Lugar: Sala “Simón Bolívar”, del Instituto Iberoamericano, en Berlín, Alemania.

El Nuevo Paraguay

Muy buenas tardes para todos. Señor Presidente del Instituto Iberoamericano, señores embajadores, distinguidas autoridades, señoras y señores:

Realmente para mí es un gran honor estar en esta institución que trabaja para mantener los vínculos culturales y políticos entre dos regiones, dos continentes, varios continentes, porque cuando los pueblos pierden la memoria histórica generalmente pierden el horizonte.

De ahí es que, tal vez, las instituciones de la sociedad civil que trabajan por la integración de la pluralidad cultural en los procesos civilizatorios deberían preocuparse con las instituciones públicas de reencauzar el proceso de globalización de modo que las culturas autóctonas sobrevivan a fuertes penetraciones que hoy están generando una transculturación, la supresión de las identidades locales, y no veo que el mundo pueda prosperar, ni que la libertad pueda ser enaltecida con procesos civilizatorios unilaterales, ni muchos menos.

Yo creo que más que culturas superiores, existen culturas diferentes, que llegan a procesos civilizatorios más avanzados que otros en el campo de la ciencia, de la tecnología y del modo de pensar, de sentir y de actuar de las naciones, de los individuos, de los hombres y de las mujeres. Hablaba el Presidente de lo que ha pasado en el Paraguay durante muchos años a consecuencia del régimen dictatorial, que ha predominado por espacio de 34 años.

Mí generación creció y vivió en este tiempo de la infantilización de la sociedad, de la regimentación de las ideas, de la liquidación de la sociedad civil, el no respeto a la pluralidad y de la ausencia de la institucionalidad, ausencia del Estado.

Yo soy el primer Presidente de la transición en quince años que no ha participado, que no ha sido parte de ese largo régimen que tuvimos en el Paraguay, y esto parecería una contradicción porque soy, es cierto, parte del partido histórico, el Partido Colorado, que en cierta manera avaló, que acompañó con sus viejas elites aquella etapa.

Yo pertenezco a la generación emergente de líderes de mi partido, que hoy trata de construir un consenso en base a la pluralidad. A la pluralidad, al diálogo y a una visión compartida de lo que debe ser hoy el Estado, el mercado, la sociedad y especialmente cómo podemos insertarnos en el mundo plural sin perder nuestra peculiaridad; para ser universal, primero hay que estar en la torre de una aldea, no se puede ser universal, si primero no somos amantes de las peculiaridades en nuestros principios de identidad; y lo que quiero decir es que el Estado jamás puede determinar la cultura, esa es la visión de mi gobierno.

En la expresión de las ideas, de la literatura, de la ciencia, de la música, de la estética, porque el hombre en su libertad radical, el hombre y la mujer, eligen diariamente, es un as de posibilidades, el ser humano no es un software completo, acabado, sino que se desarrolla diariamente en el mundo optando y muchas veces debe actuar sin libreto. Y ese es el gran desafío que tenemos los líderes especialmente en los países latinoamericanos que vivieron mucho tiempo en sociedades clausuradas.

Estoy realmente feliz por estar en este salón que lleva el nombre de un gran soñador de la integración latinoamericana, Simón Bolívar. Un hombre que pensó en la unión latinoamericana como instrumento de independencia de soberanía, que aquella utopía, sin embargo, hoy sigue resonando en la conciencia de nuestros pueblos, porque necesitamos que Latinoamérica tenga una voz y que sea escuchada en los grupos y en las naciones donde se decida la historia política, la historia económica, el futuro del universo.

Hoy no tenemos esa posibilidad, pero sin embargo, cada día luchamos para que el multiculturalismo, por un lado, y el multilateralismo vuelvan a brillar con el resplandor de otros tiempos. El final de una etapa en la historia del mundo, lo que algunos han denominado el fin de la historia, de ninguna manera debería significar la visión unilateral y la imposición de modelos. Yo no creo en el fin de la historia, mientras la humanidad exista no habrá fin de la historia. Mientras haya sociedades empobrecidas y sociedades opulentas, tampoco habrá el fin de historia porque las ideologías no van a desaparecer. Los seres humanos buscamos de manera innata el ascenso social y el Estado y las instituciones deben servir a esta causa. Ese es el gran reto que tenemos.

Quiero comentarles que el Paraguay es el único país latinoamericano realmente bilingüe, prácticamente la totalidad de la población habla el guaraní, nuestra lengua autóctona. Mi lengua materna es el guaraní. La che ñe'ẽ ypykue guarani, ha ore retãme ojehayhu la ore ñe'ẽ. Decía que nuestra lengua original es el guaraní y que amamos mucho nuestra lengua.

Siendo ministro de Educación, en 1994 incorporamos la educación bilingüe. En el Paraguay sólo 5% es monolingüe español, 75% tiene como primer idioma el guaraní y ésta es una lengua autóctona que ha sobrevivido el proceso de colonización, el proceso de transculturación; y fueron las mujeres paraguayas, fueron las madres paraguayas, las que lograron que el guaraní sobreviva a la presencia europea. Nosotros fuimos colonizados por los españoles.

Hoy, a más de 500 años, nos sentimos orgullosos, un orgullo sano, aunque algunos teóricos de las ciencias sociales no tienen mucho aprecio a esta palabra. Nosotros tenemos un orgullo sano hacía nuestra lengua autóctona, pero también hablamos el español y así es que nos comunicamos con este idioma con las naciones amigas y somos también en este sentido tributarios del griego y del latín; Heidegger decía que la lengua es la morada del ser y nosotros habitamos y portamos el mundo y nos comunicamos con el mundo con el español, pero el guaraní también constitucionalmente es un idioma oficial.

Tenemos igualmente profundos vínculos que justifican mi presencia en este destacado Instituto Latinoamericano en Alemania, la defensa y la promoción de nuestras culturas y no sólo porque en la cultura preservamos nuestra identidad, construimos y forjamos esa mismidad frente a la otredad que pueda avasallarnos, tal como nos advertía el ilustre mexicano, aquel ilustre mexicano Octavio Paz, y lo hacemos porque sobre todo en la cultura se define lo que somos, lo que hacemos y lo que pensamos. Desde esta perspectiva considero que es importante la cooperación cultural con Europa y con Alemania en particular. Seguramente hemos de coincidir en la necesidad de fortalecer un mundo multicultural, capaz de profundizar la intersubjetividad de nuestras naciones y ampliar y hacer más fecundo el diálogo entre sus pueblos. Este es un camino para afirmar el multilateralismo en crisis.

Así yo creo que la globalización no puede empobrecer y volver unilateral el idioma de la presente civilización, sino antes bien la globalización debe promover, estimular una cooperación cultural activa entre nuestros países para potenciar el plurilingüismo, la pluralidad de lenguas, su vigencia efectiva y su condición.

Esta es la política cultural de mi gobierno, por lo que si del mismo modo nos comprometemos y nos empeñamos en mejorar la enseñanza del español en el Paraguay, también alentamos la enseñanza del alemán, de la que es pionera el Instituto Goethe en Asunción. El cultivo de este idioma se impone además en mí país porque la colonia alemana es muy grande en el Paraguay, al igual que su descendencia.

Después de los españoles, la colonia alemana es la de mayor población en nuestro país, inclusive hay colonias, comunidades que se han fundado sobre el pensamiento kantiano, un pueblo de Nueva Germania en el departamento de San Pedro se ha fundado por inmigrantes alemanes sobre el espíritu de la austeridad, del trabajo, de la solidaridad, de humanismo y miles son los descendientes alemanes que han contribuido y siguen contribuyendo a la prosperidad y a venc er los desafíos que tenemos en el Paraguay. Tampoco podemos ignorar que Alemania en cierta manera es pionera en el mundo de la ciencia, de la tecnología, de la cultura; en el mundo de la ciencia Alemania casi ocupa o es probablemente toda una vanguardia en el mundo del conocimiento, lo que hoy denominamos la Sociedad del Conocimiento, el Mundo de la Información, de la Tecnología, que ha facilitado la democratización del saber en cierta manera.

Los países que estamos todavía luchando por nuestro desarrollo, es en el fondo porque estamos rezagados en el mundo del conocimiento, aún no sabemos lo que ustedes saben, y en muchos casos aún no pensamos correctamente. Nuestro principal desafío sigue siendo el desarrollo del pensamiento crítico correcto, porque si pensamos bien, haremos bien.

Si hoy estamos luchando contra largas desigualdades e injusticias sociales, pobreza, en medio de grandes recursos no explotados y explotados con inteligencia, es porque necesitamos avanzar también en el mundo de la reflexión, de la filosofía, del pensamiento correcto, pensar bien, para hacer bien, y ahí se espera un rol protagónico de los partidos políticos, que deben ser verdaderas agencias formadoras de ciudadanía, especialmente en Latinoamérica. Ciudadanía, tenemos muchos afiliados, tenemos muchos votantes, pero pocos ciudadanos. Los partidos como agencias intermediadoras, eficaces para organizar la demanda de la sociedad y excitar, golpear y lograr las respuestas desde las instituciones públicas. Partidos que preparen líderes, líderes que tengan visión y que tengan convicción para materializar la visión. Líderes en las empresas, en los partidos, en la función pública, en la sociedad civil, partidos que no solamente preparen elecciones y partidos que no sean simplemente maquinarias electorales, sino instrumentos de desarrollo, de concientización y de institucionalización para que la democracia sea estable en Latinoamérica.

Espero que a través de este Instituto, como así también de nuestros respectivos gobiernos, se pueda impulsar la más fructífera cooperación cultural entre Alemania y Paraguay, en fin entre el mundo ibérico y el mundo germánico para que sigan contribuyendo al desarrollo de las artes, las letras, la filosofía, la ciencia y la tecnología, y en especial para que en esta interacción cultural construyamos un mundo a escala verdaderamente humana, de sus valores, de libertad, justicia y bienestar.

Muchas gracias.

Preguntas y respuestas

Pregunta:

Una pregunta muy concreta y al mismo tiempo muy ambigua, ¿cuáles son sus objetivos políticos y económicos en la visita que realiza a Alemania?

Presidente Duarte Frutos:

El objetivo político es reposicionar al Paraguay en la comunidad internacional después de muchos años de ausencia y deterioro de su credibilidad como Estado fundamentalmente. Nosotros creemos que si podemos construir un orden internacional más justo, podemos avanzar hacia un mayor desarrollo. A captar inversiones del capital alemán en Paraguay, que es un país ubicado en el centro de la América del Sur, miembro del Mercosur, con aproximadamente 250 millones de consumidores potenciales, con un procesos de convenio de libre comercio con el pacto andino en la región y con la Unión Europea, probablemente en poco tiempo más.

Económicamente, queremos ser un país mucho más competitivo, invirtiendo más en educación, en la preparación de nuestra gente con una reforma fiscal que baja los impuestos con una ley nueva, con un reordenamiento administrativo que pretende forjar un Estado más eficiente, previsible, con estabilidad macroeconómica, monetaria y gobernabilidad política básica.

Paraguay, al igual que muchos otros países de la región, ha sido prácticamente infestado por esa cultura del enfrentamiento, del antagonismo estéril, la violencia, que hoy estamos con una nueva generación tratando de frenar y sepultar definitivamente y levantar el tan necesario capital social, que nos restituya la confianza mutua, el sentido de pertenencia a un país, a una región y al mundo.

Estamos tratando de borrar en general estigmas de muchos años, la corrupción, más que la corrupción, la impunidad, porque suelo decir que el problema no es tanto la corrupción, sino la impunidad, el motor de la ilegalidad es la falta de instituciones. Que un Poder Judicial, que tenga autonomía y con jueces que tengan el coraje para promover la justicia. Una de las primeras medidas de nuestro gobierno ha sido renovar la Corte Suprema de Justicia. Con la oposición, aquí está conmigo el presidente del Congresos Nacional, del Senado, el señor Miguel Carrizosa que es del partido de la oposición, que contribuye en la discrepancia y en la diferencia para un proceso de institucionalización del Estado y fundamentalmente la recuperación de la confianza y la instalación de un sistema de legalidad perdurable en el Paraguay.

Pregunta:

Muy buenas tardes. Yo soy brasileña, trabajo aquí hace diez años como profesora de blasileñística, en el Instituto de Estudios Latinoamericano de Berlín. Mi intención es trabajar el tema Brasil y sus relaciones con los países de Hispanoamérica, intentando vencer el tradicional tratado de Tordesillas, por lo menos desde el punto de vista cultural; y entonces hay incluso un proyecto que tenemos de llevar alumnos del Instituto en excursión el año próximo, para las relaciones fronterizas de los países del Mercosur, y una de las regiones será la llamada Triple Frontera.

Lo que yo pregunto es, hemos leído muchas cosas sobre las reservas de agua de esta región y que esa reserva estaría amenazada, y entonces habría problemas que supuestamente serían del combate a las drogas y a los supuestos terrorismos en la región, pero que en realidad la razón profunda sería de apropiarse estas reservas, lo que quería preguntar es hasta qué punto eso es mito y hasta qué punto es verdad.

Presidente Duarte Frutos:

Su pregunta es realmente muy complicada, lo cierto es que la región tiene la reserva estratégica de agua más grande del mundo, el Acuífero Guaraní también pasa por el territorio paraguayo, y las guerras del futuro van a ser por los bienes estratégicos, según los futuristas y los teóricos del desarrollo, y uno de esos bienes estratégicos va a ser el agua.

Yo no sé si la motivación de las informaciones que surgen obedecería a un deseo de apropiación, pero sí me llamó la atención que el Acuífero Guaraní se pretenda declararlo Patrimonio Universal. Con ese criterio, nosotros pediríamos que los yacimientos petrolíferos también sean declarados patrimonio universal para Latinoamérica.

Y con respecto al terrorismo, la Triple Frontera tiene mucha fama. Se presume que hay envío de fondos a ciertas organizaciones dedicadas a promover posiciones integristas, radicales. Nosotros no tenemos instrumentos para preservar la identidad y el dinero que manejan los grupos que viven en la región. Necesitaríamos de una mayor cooperación de los países más aventajados para incorporar tecnología, inteligencia, y así lograr informaciones concretas y reales. El terrorismo evidentemente es un enemigo de la humanidad y fundamentalmente el terrorismo fundamentalista. El terrorismo en Occidente mata, pero sus propiciadores no quieren morir; el terrorismo fundamentalista mata y se inmola, y eso muchas veces puede quebrar cualquier sistema de seguridad, no muchas veces, casi siempre.

De cualquier manera, la amenaza a los pueblos de Latinoamérica y de muchos países del tercer mundo no es el terrorismo, es la pobreza, es la globalización económica-financiera que pretende convertir a nuestras regiones en grandes supermercados para la colocación de sus excedentes de exportación, si no precisamente para transferencia de tecnología, de conocimiento, instalación de industria, que es lo que necesitamos. Por eso es que yo hablo de la necesidad de gobernar la globalización, de lo contrario esto va a terminar polarizando más aún al mundo. Y como decía Alain Turraine, en una reciente conferencia en Río de Janeiro, si América Latina no logra desarrollar políticas que le permitan mejorar los indicadores sociales, reducir la pobreza.

La región puede conocer en el presente siglo el nacionalismo muy fuerte y de restauración de regímenes militares, de proyectos mesiánicos de aquí en pocos años. Los ajustes estructurales han generado pobreza, si el consenso de Washington merece una revisión y de hecho hoy está siendo impugnado en todos los países de Latinoamérica, es un nuevo eje de poder, es una nueva visión en Latinoamérica, en América del Sur especialmente, pero yo creo que estos son procesos históricos, necesarios, y como parte de un bloque regional Mercosur, nosotros apoyamos la humanización del orden internacional, la necesidad de establecer políticas equitativas, por eso miramos a Europa con mucha esperanza, y ojalá Alemania siga en esa su política de promover el multilateralismo y que no se pierda la memoria del iluminismo europeo, de la racionalidad.

Pregunta:

Deutsche Welle: ¿Qué posibilidad existe para que se llegue a firmar un acuerdo sólido entre la UE y el Mercosur en las fechas que están previstas?. Segundo, cuando usted habla de una nueva integración, una nueva unidad en América Latina, ¿a qué se refiere en concreto, cómo se puede demostrar que América latina después de tantos años de ilusión está caminando en una dirección de unidad?.

Presidente Duarte Frutos:

Yo veo que hay una recuperación del pensamiento progresista no al estilo decimonónico, marquista o de estas características, sino de un Estado que ponga énfasis en lo social. Que sea promotor además de la equidad social. Que regule el mercado, fundamentalmente, y por que los actores que hoy están ejerciendo la presidencia tienen una filosofía política y una práctica del poder diferentes a sus antecesores que han respondido a los modelos neoliberales de los años '80 y '90 con las privatizaciones, y de los ajustes estructurales que desafortunadamente han generado mayor corrupción y pobreza en el país. Tal vez no sea el modelo, sino la conciencia ética de los promotores de las elites, aunque las estructuras también determinan la realidad social. 

Sobre el acuerdo con el Mercosur y la Unión Europea. El acuerdo Mercosur-Unión Europea está en marcha, aquí está la canciller, está muy avanzada la negociación, el problema que siempre tenemos es cuando hablamos de las medidas proteccionistas respecto a nuestra materia prima, pero por lo menos vemos una mayor flexibilidad en los líderes de la UE con respecto a ese tópico crucial, porque lo que nosotros necesitamos en gran medida son mercados y también inversiones.

Paraguay es un país eminentemente agroexportador, somos el séptimo productor de soja en el mundo y si logramos industrializar 23% el gran futuro de mi país está en la agroindustria, y para la inversión necesitamos construir un clima adecuado para el negocio. Hoy estamos logrando pasos muy significativos para estabilizar la política monetaria, estamos con un crecimiento importante en nuestras reservas internacionales, la inflación está controlada, nuestras exportaciones están creciendo, también nuestras importaciones, hay una gobernabilidad básica, tenemos problemas de pobreza, tenemos problema rural.

El Paraguay, así como el Brasil, es uno de los países más inequitativos en materia de tierra, de pobreza; en Paraguay el 8% de propietarios son dueños del 87% de las tierras, y nuestro gobierno está impulsando una reforma agraria integral, que no se agota en la compra de tierra sino en un nuevo contrato social, un pacto social porque las tierras fiscales prácticamente ya no las tenemos, ya no hay tierras fiscales, entonces hay que construir el mercado de la tierra, mediante un pacto social con la pacificación del país, pero no solamente la compra de la tierra... los gobiernos anteriores se equivocaron o actuaron deliberadamente de mala fe, y agotaron la reforma de la tierra en entregas de la reforma agraria, de la entrega de tierras abandonando a nuestros compatriotas sin caminos, sin escuelas, sin capacitación para la productividad, sin salud, y eso produjo el avance de la agricultura empresarial, y Paraguay de población eminentemente rural hoy es una población predominantemente urbana.

El modelo agroexportador sin industrialización generó una explosión y una mayor pobreza, y esa situación es hoy la que estamos tratando de revertir en un proceso histórico, difícil, los cambios no se dan de manera lineal, son contradictorios, y más todavía en sociedades de gran acumulación que han fundado sus estructuras sobre los privilegios.

Pregunta:

Usted decía que están en un nuevo proceso de democracia, y que la oposición también tomó conciencia en su país de que hay que pensar en forma diferente. No obstante en la prensa nacional del Paraguay he leído de un montón de falencias que son casi como una cosa histórica en el país. ¿Qué va a hacer su gobierno para contrarrestar las mafias organizadas latinoamericanas, en cuanto al contrabando, sé que como usted aclaró, hay que transformar la justicia pero esto me parece que es de suma urgencia para poder empezar a hacer una renovación?

Presidente Duarte Frutos:

El problema del contrabando existe evidentemente en la frontera, y la lucha contra la piratería también ha ido cobrando fuerza en el Paraguay. Nuestro país acaba de ser felicitado por el Congreso norteamericano en su lucha contra la piratería y por primera vez estamos recibiendo apoyo financiero para seguir en esta lucha, la falsificación de cigarrillos de marca, y también estamos pidiendo un fondo de compensación al Brasil, justamente en base a las asimetrías, para combatir con mayor fuerza el contrabando que ocupa mano de obra importante en el Paraguay. Hay que ser muy realista.

Paralelamente, para frenar el contrabando hemos llevado adelante en cierta manera para frenar el proceso del contrabando y generar mayor conciencia ética empresarial, porque el contrabando, como decía un periodista paraguayo, es como el tango: se baila de a dos, si hay un burócrata un aduanero que está siendo coimeado, es por que hay un empresario que le está coimeando, la corrupción es como el tango, se baila de a dos. Burocracia y sector privado, no ocurre al vacío, por inercia. Y ese fondo de compensación nos permitirá sacar por lo menos 7 a 10 mil compatriotas que viven de los negocios resultados de estas cosas que ocurren en los países del primer mundo.

Yo recorro, en estos días estuve en un país importante, recorrí y bueno, ahí estaban ofreciendo cierta marca importante, y yo pensé que en Paraguay no más ocurría eso. No es un consuelo, es una angustia, pero si luchamos contra la corrupción, el impuesto la ley de adecuación fiscal, por ejemplo, baja el impuesto a la renta de la empresa, de 30 a 10%, el impuesto a la renta a la empresa, para evitar la doble, o la triple contabilidad, por que la gente empieza a parar, y además tenemos una burocracia con una práctica torcida de muchos años, de 30, 40, 50 años, y la ley del funcionario público tampoco nos permite echar gente a mansalva, además de que crear un fondo de retiro voluntario y si es posible una reconversión laboral, por que de lo contrario el desempleo sería brutal, y el problema social se agravaría y la estabilidad política se volvería precaria, por una parte; por otra parte, la prensa, a mí me gusta mucho Ramonet. Ramonet dice que hoy el primer poder ya no es el poder político, el primer poder es el poder económico, el segundo poder es el poder mediático. El que tiene el poder económico más el poder mediático, control de radio, televisión, que ocurre en mi país.

Controlar el mando político, el poder político sin someterse en lo popular, es una cuestión de mera formalidad, y en mi país se da la rara circunstancia de que mucha gente tiene megacadena, que suelo decir, no sé si por amor a la libertad de prensa, o porque realmente se pretende construir una opinión pública rígida; es probable que así sea, pero nuestra lucha es difícil, es compleja, porque los privilegios impregnaron todos los estamentos, en un país que vivió 40 años de dictadura aproximadamente y 15 años de transición democrática precaria en que la democracia no termina de consolidarse y el viejo sistema no termina de entregarse, muchos añoran y quieren que los privilegios continúen y quieren que el Estado sea simplemente una mera entelequia, formal, sin presencia, sin protagonismo y sin capacidad instauradora de la justicia.

En Latinoamérica y en muchos de nuestros países, el principal desafío es consolidar el Estado, por que para que haya mercado debe haber primero Estado; sin Estado, o con Estado débil, o con Estado polarizado, no existe mercado, existe un mercado negro, y esa lucha no es fácil; tampoco es imposible, nosotros estamos caminando, abriendo la picada.

Muchas gracias. No sé si hay más preguntas, para ir terminando.

Una pregunta más:

Usted me decía al llegar que le había ido muy bien, excelentemente bien con el presidente Koehler en su conversación. ¿Nos puede relatar un poco los temas que han intercambiado, qué resultados ha tenido, a qué conclusiones han llegado, en fin?.

Presidente Duarte Frutos:

Primero, la cooperación alemana se ha retraído en mi país, yo creo que hay una visión nueva también desde Alemania con respecto al destino de la cooperación. De cualquier manera, sigue siendo importante y lo que hemos conversado con el Presidente precisamente gira sobre la recuperación de la confianza en el Paraguay, la construcción de un Estado previsible, de una estabilidad política, una estabilidad macroeconómica, y una lucha fuerte contra la corrupción que pasa por transparentar la gestión del Estado.

Me preguntó sobre el acuerdo stand by con el FMI. Nosotros después de 40 años firmamos un acuerdo con el FMI, yo llego a la presidencia el 15 de agosto de 2003, con un país financieramente en bancarrota, estábamos al borde del default, no había plata para pagar salarios, y una lamentable pérdida de confianza en mi país; no teníamos interlocutores en la comunidad internacional, y bueno, yo soy un creyente fervoroso, yo creo en la intervención de Dios en la vida de los hombres y de las naciones, aunque yo sé que aquí hay muchos kantianos, que no aceptan ninguna conclusión que no pueda ser comprobada por la observación empírica, por vía de la razón, pero resulta que cuando se habla de la fe para mí la razón debe estar mirando y mejoramos la situación del país; pagamos 2.240 millones de dólares de deuda externa, en un año; hoy no debemos, nuestro gobierno no tiene atraso con los organismos multilaterales, y lo digo con cierto dolor porque eso nos ha limitado severamente la capacidad de invertir en la lucha contra la pobreza, pero también cada pago de dólar, cada pago, cada un dólar que pagábamos, recibíamos siete de transferencia.

Hoy creemos que la RFA puede mirar de vuelta hacia el Paraguay con confianza, con serenidad. Somos un país pequeño, somos un país con dignidad y sabemos que nuestra pobreza también es producto de nuestra irresponsabilidad, que hay momento de redención social, y también y naturalmente parte de un orden internacional más justo.

Muchas Gracias.

www.guaranirenda.com - 2005

Péva mboyvegua - Página anterior Péva riregua - Página siguiente

Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]