Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]


Carta a la Casa de la Juventud

Barcelona, 12 de octubre de 2005

 

A la atención de:

Casa de la Juventud
Prof. Luís Alfonso Resck
Dra. Desiree Massi
Prof. Miguel Ángel Fernández
Sr. Ignacio López
Sr. Juan Torales
Sr. Tomás Zayas
Sr. Julio Benegas

Mba'éichapa.

He leído con interés su comunicado-sentencia. Comparto su preocupación. (Ver al final).

Quiero, empero, quejarme públicamente que los jóvenes también participen (¿acríticamente / activamente / meditadamente?) de la enajenación lingüística nacional, y compartan las prácticas no favorecedoras del guaraní –lengua oficial, no lo olvidemos– de la administración y una determinada sociedad de Tetã Paraguái.

¿O acaso no hay jóvenes que hablen guaraní? ¿O acaso el guaraní no se enseña, incluso en las universidades?. Entonces, ¿por qué en la lenguas de unos y no en la de los otros? ¿Por qué su escrito y sus debates no son en las dos lenguas oficiales de todos los paraguayos?. Aquí lo que se impone es, como mínimo, un texto bilingüe.

Me sorprende que mientras en Europa los jóvenes participan activamente en la promoción y la defensa de la diversidad lingüística y de sus lenguas (ya sea lenguas no "estatales" como el galés o el vasco, o estatales como el islandés, el esloveno, el finés o el danés) en Paraguái se pongan, con sus actos y tal vez con sus actitudes (todos los carteles de las fotografías son únicamente en castellano), en el lado de los contrarios de la personalidad lingüística nacional. No lo entiendo.

Desearía que este tema se tuviese en cuenta en cualquier ocasión futura y que se corregiese.

Resto a su entera disposición.

Joan Moles
paraguai-paraguay@telefonica.net

Nota. Envío copia a diferentes actores sociales.


Tribunal Denuncia Juvenil

Casa de la Juventud

La Casa de la Juventud, en el marco de la Campaña “Juventud, nada que festejar…” realizó un Tribunal de Denuncia Juvenil que se llevó a cabo el día 20 de septiembre pasado, de 14:00 a 17:00 hs. en la Sala de Sesiones del Congreso Nacional del Paraguay. Este fue un tribunal de opinión, no una corte de justicia. Sin embargo, este espacio se constituyó en un ámbito de expresión para que más de 250 jóvenes pudieran demostrar lo mucho que tienen que decir en el mes en que se conmemora la juventud de nuestro país. Se presentaron argumentaciones y documentaciones rigurosas, apoyadas por sus propios testimonios de vida.

El Tribunal estuvo presidido por un Jurado Popular formado por representantes sociales cuya trayectoria en la lucha por los Derechos Humanos es innegable en los últimos años. A partir de la presentación de una serie de testimonios que fueron elaborados y presentados por los propios jóvenes, el Jurado Popular elaboró la siguiente sentencia:

SENTENCIA DEL TRIBUNAL DE DENUNCIA JUVENIL

El Tribunal de Denuncia Juvenil, constituido en la Ciudad de Asunción, República del Paraguay, en el marco de la Campaña “Juventud… nada que festejar”, de la Fundación Casa de la Juventud, el día 20 del mes de Septiembre del año 2005, se reconoce como un espacio necesario para que la voz de los y las jóvenes del Paraguay sea escuchada.

Este Tribunal, si bien no tiene un carácter vinculatorio jurídico, constituye una expresión del reclamo de la juventud en la búsqueda de justicia ante la crítica realidad social que le toca vivenciar de manera cotidiana.

Los miembros del jurado de este Tribunal hemos escuchado y conocido historias de vida de jóvenes, estudiantes, trabajadores y campesinos de nuestro país, los relatos y denuncias por ellos presentados han dado lugar a las siguientes conclusiones:

  • Los y las jóvenes presentes en este tribunal han identificado como responsable de la cruda realidad en la que les toca vivir al Estado Paraguayo y al sistema socio-político y económico que el mismo implementa.

  • La realidad vivida hoy en día por el sector juvenil se caracteriza por los graves y claros Actos de Violación a los Derechos Humanos Básicos para su pleno desarrollo.

  • Los y las jóvenes han expresado su profunda frustración por vivir en un Estado que permite condiciones de vida altamente ventajosas para unos pocos y condiciones de pobreza extrema para la mayoría de nuestra población.

  • La Salud y la Educación continúan siendo patrimonio de una minoría y cada vez son más los y las jóvenes que quedan excluidos del sistema sanitario y educativo.

  • Los y las jóvenes del Paraguay han manifestado su preocupación e indignación por la manipulación de la información promovida por medios de comunicación masiva que estigmatizan y criminalizan al joven pobre.

  • Han manifestado su repudio a la persecución de la que son víctimas de manera cotidiana y permanente los medios de comunicación alternativos como lo son las Radios Comunitarias de nuestro país.

  • Los y las jóvenes presentes en este Tribunal expresan y exigen la implementación de cambios verdaderos en la estructura política y económica de nuestro país y convocan al resto de la juventud paraguaya a organizarse para lograr la verdadera expresión de las necesidades del sector y así alcanzar los ideales de justicia social, libertad y democracia en vistas a construir un mundo mejor.

  • Constatamos que todo lo anterior ha ocasionado incontables y penosas muertes, atentando a la dignidad plena del ser humano y sus derechos, analfabetismo, hambre y desplazamiento de nuestros/as compañeros/as jóvenes del campo a la ciudad y de nuestro país al extranjero en busca de nuevos rumbos y mejores condiciones de vida, así como también la explotación de los y las jóvenes trabajadores/as, inequidad y la exclusión social.

  • Los y las jóvenes del Tribunal de Denuncia Juvenil responsabilizamos al estado paraguayo por fomentar políticas que benefician a un sector y agudizan el crecimiento de la pobreza y de las grandes desigualdades entre ricos y pobres.

Frente a esta situación y a lo manifestado por los y las jóvenes aquí presentes, el Jurado de este Tribunal hace suyas las expresiones y testimonios y respalda el legítimo derecho de la juventud a exigir mejores condiciones de vida y a identificar a los responsables de hacerles vivir un presente difícil y un futuro incierto.

Suscriben la presente sentencia los miembros del Jurado Popular:

- Prof. Luís Alfonso Resck
- Dra. Desiree Massi
- Prof. Miguel Ángel Fernández
- Ignacio López
- Juan Torales
- Tomás Zayas
- Julio Benegas

Asunción, 20 de septiembre de 2005

Corrales 592 c/México / Tel. 373 242 / casa@juventud.org.py

www.guaranirenda.com - 2005

Péva mboyvegua - Página anterior Péva riregua - Página siguiente

Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]