Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]


Breve análisis de las Jornadas

Nota de Guarani Renda: El Sr. Joan Moles brindó una conferencia en unas Jornadas acerca de la situación lingüistica de los países americanos. Su ponencia fue el caso paraguayo: Ñamopu'ã avañe'ẽ (paraguaiñe'ẽ) oñondivepa!. Si bien ésta es una carta privada a dos amigos, merece hacerla conocer, omitiendo referencias personales. (El Sr. Moles en principio se negó a que lo publicáramos, pues no quiere aparecer con afán de protagonismo, pero pudimos convencerlo para mostrarlo aquí.)

Barcelona, 29 de abril de 2005

 

Buenos días a ambos,

Antes de nada, gracias a los dos por vuestro apoyo emocional para la conferencia. Gracias. Me disculpo por no haber respondido antes pero han sido dos días muy intensos.

Y lo peor de todo es, para vuestra enorme desilusión, que no lo puedo resumir todo. Y por eso no lo voy a hacer. Lo que aprendí, mucho, es algo que va a forma parte de mi pósito vital para afrontar determinados retos.

Por lo que respecta al tema lingüístico:

  1. Las reivindicaciones lingüísticas (y culturales) son una constate.
     
  2. No hay elaborado discurso sobre las lenguas. Está todo por hacer.
     
  3. Europeos y americanos se quedan en las palabras... del castellano o del inglés... y no aprenden lenguas americanas. Están instalados en un cómodo discurso sobre lo bonito y bello de la diversidad, sin más.
     
  4. Es curioso que de casi 30 ponentes, los académicos, ninguno de ellos hablase de forma práctica de las lenguas.
     
  5. Hablando entre café y canapé, quedó claro que gente muy bregada en el tema es profundamente pesimista sobre el futuro de las lenguas. No han sabido afrontar el problema a tiempo. Me gustó Jan de Vos (flamenco de Bélgica, es decir que habla neerlandés, porque dijo claramente –pero le dedicó un segundo– que debe de combatirse la tendencia dialectalizante y localista de las lenguas, en su caso mejicanas, que las debilita y las inhabilita para cualquier cosa).

De forma muy resumida, pedí:

  1. Transparencia para explicar porqué nos interesamos por América, y en mi caso por las lenguas y Paraguay. Y explicarlo a los destinatarios de nuestro interés. Debemos de corregir el "error norteamericano". La sospecha antiamericana está muy instalada.
     
  2. Que se elabore un nuevo discurso para el castellano. El castellano no debe de ver la promoción de las lenguas americanas como una amenaza. En algunos estados sería, será si tenemos éxito, la lengua de relación intergrupal. En otros sería la lengua internacional.
     
  3. Que se elabore discurso sobre la cooperación (intervencionista) internacional al desarrollo lingüístico.
     
  4. Que se piense en lo que denominé de forma provisional las "lenguas mutiladas", lenguas que no tienen la capacidad ni la base demográfica para asumir la vida moderna e incorporar todo el caudal de neologismos que necesita una lengua cualquiera... a menos que todos sus hablantes se dediquen a lo mismo, y no sólo quieran hablar de los temas de la vida tradicional.
    Puse el ejemplo del nivaclé (12.000 hablantes), y lo comparé con el caso del catalán que tiene más de 2.000 personas, y me quedo muy corto, dedicadas directamente o indirectamente –pues sumo traductores, gramáticos, profesores, correctores, publicistas– a crear nuevas palabras o a adaptarlas de otras lenguas. Es una gran urgencia pensar si las "lenguas mutiladas" pueden sobrevivir. Saber qué necesitan.

Y finalmente, después de explicar en dos pinceladas el caso paraguayo y decir que su modelo está en un momento crítico que pasa por dar valor económico a la lengua que se enseña en las escuelas, dije que el futuro lingüístico de todas las lenguas americanas pasa por el éxito o el fracaso del modelo paraguayo.

Esta afirmación dejó atónita a mucha gente: a) Nadie (salvo un salamantino que habló de las elites políticas, pero que después de mencionar el país lo separó de su grupo de estudio) habló de Paraguay. Todo era: Bolivia, Ecuador, México, Perú, Chile, Argentina, Colombia, Brasil... b) Nadie conoce ni sigue el caso paraguayo.

Me apuesto algo que mucha de esa gente, aunque no lo notemos, va a mirar con mucho más interés el "laboratorio" paraguayo. Podéis estar seguros de ello. El moderador de mi mesa terminó con un simpático: "vista la pasión de Joan, propongo que las próximas jornadas las celebremos en Paraguay". Fue una "boutade", y así lo digo, pero os aseguro que el país entró en la agenda de mucha gente.

Y para terminar, me encontré con una paraguaya, navarra de nacimiento [...]. Dijo que ella nunca había pensado que el futuro lingüístico del continente pasase por Paraguay, pero que la idea le parecía muy potente, novedosa y significaba, en positivo, un cambio de chip, de perspectiva muy interesante. Me recriminó, bien hecho, que yo no hable guaraní. Y me dijo que mi forma de proceder directa, transparente y muy ejecutiva, no tiene futuro en Paraguay donde todo es más sinuoso, lento, opaco, etc.

[...]

Un abrazo. [...]

Joan Moles
paraguai-paraguay@telefonica.net

Nota. No entregaron material útil. Nada. Una carpeta con propaganda, una libreta y un bolígrafo :((

Transcripto con autorización del autor - www.guaranirenda.com - 2005

Péva mboyvegua - Página anterior Péva riregua - Página siguiente

Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]