Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]


Argumentos. Todo está en argumentos

Barcelona, 12 de febrero de 2006

 

Mba'éichapa,

Todo el futuro del guaraní está en los argumentos que ustedes usen a su favor y sus detractores en su contra.

Todo es y todo será un debate de ideas (y de prejuicios e incluso intereses). Un “debate” desigual por los apoyos que recibe, hoy, cada posición. Por ejemplo, el guaraní no tienen una televisión para difundir, implícitamente o explícitamente, sus posiciones.

Deben, si quieren promover el guaraní, fortalecer, renovar, actualizar sus argumentos. Todo se juega ahí.

Los sorprenderá saber que en todas partes del mundo se usan, eso sí con matices y particularidades locales, los mismos argumentos para combatir lenguas. Combatir lenguas como el guaraní o maya.

Hoy, una artículo de opinión de Las Provincias, periódico valenciano. Entre corchetes [], comentarios sobre el artículo. El deseo no es que ustedes participen del debate español. No, en absoluto. Pero al no poder acceder a debates parecidos en otras lenguas (inglés, francés...) es pertinente usar el caso español.

Este artículo condensa buena parte de los argumentos más primarios que se usan para combatir el valenciano/catalán, pero que podrían usarse para combatir el guaraní. Si el guaraní gana posiciones, se le combatirá más.

Empiecen a pensar en más y nuevos argumentos para el guaraní y las demás lenguas paraguayas. Y piensen en sus destinatarios: paraguayos, “alemanes” del Chaco, argentinos, brasileños, españoles...

Poañua.

Joan Moles
paraguai-paraguay@telefonica.net


Mosatros [Nosotros]

http://servicios.lasprovincias.es/valencia/[...]/VAL-OPI-233.html 

Carlos Jarabo Payá
Las Provincias - 10/02/2006

Hace años, fui invitado a una tirada de patos en uno de los vedados de Sueca. Terminada la cacería, con discreto éxito ya que era bien entrada la temporada, nos reunimos en la Montanyeta dels Sants para comer una buenísima paella que allí mismo se cocinó. Había invitado el alcalde de Sueca entre otras personas a un señor catalán, joven, que tenía una cierta responsabilidad en temas de aguas en Cataluña.

En un momento determinado a lo largo de la conversación, le dijo el alcalde a este señor: ''¡Que bé!, ¡vosté parla català, mosatros valencià i ens entenem!''.

[ADAPTACIÓN PARA EL GUARANÍ: "¡Qué bien!, ¡usted habla guaraní argentino argentina-ñe'ẽ / guaraní boliviano bolivia-ñe''ẽ, nosotros guaraní paraguayo paraguaiñe'ẽ y nos entendemos."]

Esta manifestación espontánea del señor alcalde de Sueca dilucidó por siempre para mí esta cuestión lingüística. Usted habla su idioma, nosotros, el nuestro, que es diferente, pero nos entendemos. ¡Qué bien!

[ADAPTACIÓN PARA EL GUARANÍ. Si no pactan el modelo de lengua con los hablantes de guaraní de Bolivia, Argentina… pueden vislumbrar un futuro de tres lenguas diferentes, y eso es la garantía total y absoluta de la pérdida del guaraní en Bolivia y Argentina a medio plazo. Los hablantes de alemán no se entienden entre ellos si hablan sus dialectos (algo todavía más acentuado en Suiza, donde los dialectos son muy vivos, y los extranjeros deben aprender el alemán estándar y el dialecto local), pero tienen una única lengua estándar: escrita y oral.]

No debiera haber necesidad de acudir al filólogo musulmán Ibn Sid que en el año 1066, mucho antes de la Reconquista de Valencia, según nos recuerda José Boronat, se quejaba en uno de sus escritos de la dificultad de expresarse correctamente en árabe "habiendo de vivir familiarmente con personas que hablan romance".

Que el origen del catalán sea galorrománico y el del valenciano iberorrománico es una idea interesante. Pero por encima de la literatura y la historia está el pensamiento, y la convicción del pueblo. Mosatros parlem valencià. [Nosotros hablamos valenciano]

Me gusta la palabra mosatros por ese mismo motivo. Por que lo dice la gente. Igual lo emplea Blanes en Alcoi, Fos en El Perelló o Colomer en Vila-real. Incluso los utilizadores del nosatres [nosotros], cuando se acalora el discurso o en un momento de descuido, vuelven al mosatros.

[ADAPTACIÓN PARA EL GUARANÍ. Si no tienen muy presente toda su comunidad lingüística cuando tomen decisiones sobre la lengua y no fortalecen sus vínculos y sus relaciones culturales, humanas, económicas con todos los hablantes de guaraní, preparan el campo para la división de la lengua. Una división de la lengua promovida por intereses políticos –debilitar la lengua guaraní, sus hablantes y sus aspiraciones culturales– aprovechando la "incultura", el desconocimiento de la gente normal, y recurriendo a la manipulación ideológica –a través de los medios de comunicación– más perversa y malintencionada que puedan imaginarse. Si a un señor de Bolivia que habla guaraní y tiene poco contacto con el guaraní de Paraguái, se le hace creer que habla una lengua diferente poniendo todo el énfasis en las diferencias de su dialecto, terminará creyéndolo. El caso catalán/valenciano es sólo uno de los muchos ejemplos que hay en el mundo de intento de división "política" de dialectos en diferentes lenguas. Dialectos que la filología reconoce son la misma lengua, pero ya se sabe que la ciencia, la filología, poco o nada puede hacer contra la política; ni en Europa ni en América.]

Hay valencianos que no hablan valenciano. Gentes apreciadas de Requena, Utiel, San Antonio, Calderón, Buñol, Yátova y tantos pueblos de la llamada Valencia castellana y en el propio cap i casal [València, la capital], que pienso que deberían ir aprendiéndolo poco a poco, sin presiones ni exigencias, porque el valenciano es una lengua muy bonita y muy dulce.

[ADAPTACIÓN PARA EL GUARANÍ. Es "curioso", de hecho malicioso, como el autor no hace nada de análisis para contextualizar los datos. Y tampoco lo haría en Paraguái para explicar porqué hay hablantes monolingües de castellano.

1) No explica qué proporción de la población representan los municipios históricos de lengua castellana.

2) No explica qué proporción de la población representan los nuevos municipios de lengua castellana, añadidos en 1833, a las provincias valencianas.

3) No explica porqué en Valencia hay hoy hablantes monolingües de castellano, a pesar de ser una zona histórica de valenciano/catalán. No dice nada de los enormes movimientos migratorios de ciudadanos de las comunidades autónomas de lengua castellana, de la prohibición y persecución de la lengua durante muchos periodos históricos (el último, el franquismo 1939-1975), de la conflictivización política de la lengua.

Es "malicioso" que se proteste contra "las presiones y exigencias" para aprender valenciano/catalán (si van a Valencia, verán que esas presiones y exigencias no existen) y no se diga nada de cómo los hablantes de valenciano/catalán aprendieron castellano, ni se diga que existen un sinfín de leyes estatales que obligan el uso del castellano. Tampoco diría nada de cómo se aprendió el castellano en Paraguái, ni que es la única lengua escrita de la administración. Es malicioso hablar de "presiones y exigencias", porque lo que hace es predisponer negativamente al lector contra el valenciano/catalán (o el guaraní). Y es absolutamente cínico y perverso que después de asociar el aprendizaje de una lengua a "violencia", y negar cualquier medida para su aprendizaje que requiera exigencias (un examen ya sería una exigencia absolutamente inaceptable e intolerable), se diga que la lengua es "bonita y dulce"; puro folklore inútil. Se niega a la lengua cualquier capacidad para favorecer su aprendizaje y uso, y precisamente por eso, porque no se aprenderá y no se usará, se puede decir que es bella y dulce. Bella y dulce en la antesala de su desaparición. Descanse en paz en su belleza y su dulzura.]

Ahora bien, yo creo que en la capital debíamos tener más consideración con ellos. Noticias y deportes en el canal autonómico siempre en valenciano desplazan a este auditorio a los canales que se expresan en castellano, para bien o para mal.

[ADAPTACIÓN PARA EL GUARANÍ. La realidad se puede manipular muy fácilmente para los poco informados, los irreflexivos o los acríticos. La situación de los medios de comunicación valencianos en la Comunidad Valenciana es de 90 por cien en castellano y 10 por cien en catalán/valenciano, a los cuales debe de sumarse todos los medios de comunicación de alcance estatatal, que son 100 por 100 en castellano. Para muestra, los principales periódicos valencianos:

Las Provincias http://www.lasprovincias.es
Levante http://www.levante-emv.es
Diaro Información http://www.diarioinformacion.com
Mediterráneo http://www.elperiodicomediterraneo.com

Pues bien, el autor del artículo propone, mintiendo descaradamente, que los dos únicos espacios "fijos" en catalán/valenciano de la televisión valenciana http://www.rtvv.es se emitan en castellano, ocultando que la proporción castellano vs catalán/valenciano en el canal está claramente descompensado a favor del castellano, y ocultando que la oferta de noticias y deportes en castellano es de algo así como de 1.000 (mil) a 10 sólo en España, y de 10.000 (diez mil) a 10 si observamos el espacio latinoamericano. Se trata de quitar, erosionar, negar lo poco que ha conseguido, en 31 años de democracia después del franquismo, el valenciano/catalán en los medios de comunicación. Muy perverso.]

La entrevista de un castellanoparlante con un locutor que emplea exclusivamente el valenciano, no me parece un comportamiento del todo correcto.

[ADAPTACIÓN PARA EL GUARANÍ. Esto ya ha pasado en la televisión paraguaya, pero al revés: conductores que no entienden ni saben expresarse en guaraní y un mitã'i que no sabía o no quería (o estaba muy nervioso y asustado en la televisión) expresarse en castellano. Se trata que todo el mundo sepa los dos idiomas. El autor del artículo aboga por entrevistas en castellano. El conductor de programas en Paraguái abogaba, con su conducta, por entrevistas en castellano. ¿Curioso verdad, que siempre se dé el mismo resultado: negación del guaraní y negación del catalán/valenciano y programas en castellano?.]

Hay otros valencianos, castellanoparlantes, que conocemos el valenciano y lo empleamos cuando viene a cuento. Yo me encuentro entre ellos.

[ADAPTACIÓN PARA EL GUARANÍ. "Argumento tóxico". “Yo sé guaraní o valenciano/catalán, y sólo lo uso cuando me da la gana” equivale a decir que no se usa nunca, o casi nunca, y que incluso probablemente se tiene un conocimiento imperfecto de la lengua. Una lengua, y más en el país donde es nativa, nacional, oficial, debe usarse en todos los ámbitos y de forma oral y escrita para asegurar su futuro. No crean en las buenas intenciones de nadie que diga eso de “emplearemos el guaraní cuando viene a cuento”, porque nunca hay motivo para usarlo. Nunca.]

Una señora, no retuve su nombre, escribió hace algún tiempo en una carta al director de LAS PROVINCIAS algo así como que para ella el valenciano era una gracia. Para mí también, en el sentido que define este término el diccionario de la RAE: "Don natural que hace agradable a la persona que lo tiene". Muchos que somos habitualmente castellanoparlantes disfrutamos hablando valenciano. ¡Qué valenciano el de la Marina! ¡Qué valenciano hablaba Miguel el barquero de Benidorm y su familia y sus amigos! ¡Qué valenciano tan dulce el de las chicas y las señoras de Sueca, Gandia y Cullera! Bueno, pues, ¿y el de Alcoi?.

[ADAPTACIÓN PARA EL GUARANÍ. "Argumento muy tóxico". Ha quedado claro que el autor no usa el valenciano/catalán, pero ahora, de forma totalmente folklórica, habla de la belleza de la lengua. Habla de la misma manera que podría hablar de un animal o una planta en vías de extinción, o del desconocido, para él, amárico de Etiopía; habla de forma retórica. Y la retórica folklórica es absolutamente inútil para salvar una lengua. Una lengua necesita sí amor de sus hablantes pero sobre todo necesita uso, poder y valor económico para salvarse, de nada le sirve la retórica que no va acompañada de su real promoción y uso.]

Pero hay más, "cantando / alabando / ensalzando" las maravillas y la belleza de los diferentes dialectos o hablando del valenciano/catalán, lo que hace es una sutil y pérfida función de zapa destructora contra la unidad de la lengua. El mensaje implícito, subliminal, es: “miren, hay tanta riqueza y tanta variedad de acentos y dialectos del valenciano/catalán, que no puede adoptarse una normativa única para la lengua –el catalán/valenciano– porque eso asesina y hace perder un patrimonio”. Pues bien, eso que no puede hacerse con el catalán/valenciano o el guaraní, sí puede y debe hacerse con el castellano, el cual a pesar se sus grande diferencias dialectales geográficas, debe tener un único modelo escrito y si pudiese oral. Pura ideología lingüística. Pura incoherencia. Pura maldad.]

Finalmente, hay valencianos que no saben castellano, yo creo que poquísimos, o que les cuesta hablar en castellano, de estos algunos más. Bueno, pues opino que estos grupos deberían ponerse rápidamente a practicar el castellano, entre otras razones porque es una lengua preciosa que la hablan millones de españoles y de gentes de todo el mundo.

Ojo con cerrarnos con el valenciano. El valenciano no debe ser un idioma que nos separe o nos distancie del resto de los españoles.

[ADAPTACIÓN PARA EL GUARANÍ. Finalmente, una reprimenda para los hablantes monolingües de catalán/valenciano (el mismo autor reconoce que deben ser “poquísimos”, en realidad no hay; no existen después de lo que pasó con el franquismo). Ninguna reprimenda ni consejo para los hablantes monolingües de castellano. No hay ningún consejo del estilo: "deberían ponerse rápidamente a practicar el valenciano/catalán". Elocuente. En esta parte final queda claramente expuesta cuál es la actitud y la ideología lingüística del autor: el genocidio, el lingüicidio. Hay lenguas grandes, importantes, superiores, y lenguas pequeñas, insignificantes e inferiores. Sobra decir cuál es cada una. Es una actitud absolutamente maniquea y asesina, o todo o nada. Y en realidad 2.000 (dos mil) millones de seres humanos ya estamos instalados en una tercera vía: viviremos en nuestra lengua (guaraní, vasco, danés, sueco) y sabremos dos o tres o cuatro lenguas más por motivos instrumentales o sentimentales, y competiremos más y mejor en el mundo que los monolingües hablantes de una sola lengua.]

Volviendo al principio. Vosté parla català, mosatros valencià i ens entenem. Que bé. Pues que siga el entendimiento y el que bé. Sin olvidar el Castellano.

[ADAPTACIÓN PARA EL GUARANÍ. El final es lapidario y claramente orientado ideológicamente. El primer y fundamental objetivo es romper catalán y valenciano (no promover el uso del valenciano/catalán), pues no es lo mismo tener que combatir una lengua oficial para 13 millones de personas que combatir dos lenguas oficiales para 8 y 5 millones de personas respectivamente. Y todo eso, con una cínica nota final apelando a no olvidar el castellano (en mayúsculas en el original: sobran los comentarios), algo que nadie desea.

Observen ustedes mismos cómo son valenciano/catalán a partir de los dos entes normativos de la lengua:

Academia Valenciana de la Llengua (creada en 1998) http://www.avl.gva.es
Institut d'Estudis Catalans (creado en 1907) http://www.iecat.net].

www.guaranirenda.com - 2006

Péva mboyvegua - Página anterior Péva riregua - Página siguiente

Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]