Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]


ALCA: El Quebec peleará por el francés

Barcelona, 28 de agosto de 2005

El Quebec (Canadá) peleará por el francés. ¿Qué hará el Paraguái por el guaraní?.

Mba'éichapa.

Sobre el tema del régimen lingüístico del ALCA (y MERCOSUR por extensión) les sugiero leer el documento de más abajo elaborado por el Conseil supérieur de la langue française - Gouvernement du Québec www.clf.gouv.qc.ca, y su versión íntegra (ver enlaces al principio del documento).

El documento es de 2001.

El documento no es nada más que una argumentación y una defensa del valor, utilidad, importancia, necesidad que el francés esté en el ALCA en pie de igualdad con el inglés, el castellano y el portugués a pesar que es una lengua minoritaria en el conjunto del continente americano. ¿Si esto es válido para el francés, no va a ser válido para el guaraní?. (En realidad al francés nada le importan las demás lenguas americanas, las lenguas primeras, sólo le importa su propia situación).

Los paraguayos deberían de aprender de los quebequeses / québecois, ellos no van a renunciar nunca, en ningún sitio y en ninguna instancia a la defensa de su lengua... a pesar de que podrían usar el inglés como lengua internacional. No olviden este último dato: los quebequeses también saben inglés porque lo aprenden en las escuelas..

Tetã Paraguái necesita, con urgencia, formar / dotarse de expertos en derecho lingüístico para hacer dos cosas:

a) Exigir dentro de Paraguái la aplicación, a favor del guaraní (y las demás lenguas paraguayas), del artículo 140 de la Constitución Nacional.

b) Exigir, en los organismos americanos –¿e internacionales?– donde participe Paraguái, los derechos que corresponden al guaraní en su condición de plena lengua oficial de Tetã Paraguái, la misma condición que tienen el francés en Canadá, no lo olviden.

Nunca dio Paraguái, sus gobernantes, una batalla en serio por el guaraní, ni en su propio territorio ni en la esfera internacional americana. Ha llegado el momento histórico de hacerlo, porque si no se hace, América será un continente de "monocultivo" de cuatro lenguas europeas: francés, inglés, castellano y portugués, porque las primeras lenguas americanas, faltas de prestigio y de valor económico, no cesarán de retroceder hasta su extinción.

Paraguái debe de intentar liderar, sin rechazar el uso del castellano, el portugués, el inglés..., el proceso americano de vindicación de las identidades americanas. Es ésta su responsabilidad histórica actual, y es el país en mejores condiciones objetivas para hacerlo.

Aguyje.

Joan Moles
paraguai-paraguay@telefonica.net


http://www.cslf.gouv.qc.ca/publications/avis125/A125esp.PDF (texto íntegro)
http://www.sela.org/public_html/AA2K1/ESP/cap/N62/rcap62-8.htm (texto breve) 

Titulo Oportunidades y riesgos del ALCA. Edición Nº 62, Mayo - Agosto 2001

El desafío lingüístico de la integración de las Américas

Consejo de la Lengua Francesa

A continuación presentamos un resumen del documento "Implicaciones y desafíos lingüísticos de la integración de las Américas". El texto completo está disponible en el website del SELA www.sela.org y en el del Consejo de la Lengua Francesa www.clf.gouv.qc.ca.

Introducción

El contexto actual se caracteriza por la implementación de numerosos procesos de integración que plantean, en su mayoría, importantes problemáticas lingüísticas. Considerando esta situación, el Consejo de la Lengua Francesa organizó en 1993 y en 1998, con sus socios europeos, dos seminarios internacionales sobre el tema de la "gestión del plurilingüismo [1] y de las lenguas nacionales en un contexto de globalización".

En el segundo seminario, celebrado en la ciudad de Quebec en 1998, los consejos, delegaciones y servicio de la lengua de los Estados representados acordaron solicitar el establecimiento de contactos con los otros organismos de las demás áreas lingüísticas que comparten la misma misión para promover, con ellos, la idea de una alianza en favor del plurilingüismo en el plano internacional. Asimismo, apoyaron la idea de llevar a cabo acciones en ese sentido y escogieron a Quebec para emprender las gestiones.

Con ocasión de la Conferencia Parlamentaria de las Américas (COPA), realizada en 1997, el Consejo de la Lengua Francesa se planteó por primera vez el tema de la importancia de los asuntos lingüísticos en el marco de la integración de las Américas y se propuso celebrar una conferencia interamericana sobre estas materias. Desde entonces, el Consejo ha continuado su reflexión y sus investigaciones con vistas a analizar las problemáticas lingüísticas del proceso de integración interamericana y evaluar las acciones que se deben emprender a este respecto. Este documento, que constituye el fruto de estas reflexiones, abre el camino a la incorporación de una faceta interamericana en la política lingüística quebequense.

La cuestión del tratamiento de los productos culturales en los tratados de libre comercio constituye un tema en sí y por eso se acordó no abordarlo aquí.

I. Hacia una gestión lingüística interamericana

Los aspectos lingüísticos de los procesos de integración son en general tan escasamente tratados que tendemos a considerar que no existen o que no tienen trascendencia. Sin embargo, los procesos de globalización y de integración económica hacen que el futuro de los temas lingüísticos se juegue cada vez más en la escena internacional.

Esto es especialmente cierto a escala continental, donde los acuerdos regionales, tales como el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la futura Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), plantean numerosos desafíos en el plano lingüístico. Dichos procesos imponen efectivamente una nueva dinámica y nuevas exigencias lingüísticas tanto a los individuos como a las organizaciones. Tanto para las empresas que se abren a nuevos mercados, como para los trabajadores que tienen que adaptarse a un marco cada vez más internacionalizado o los jóvenes que tendrán que actuar dentro de economías integradas, para todos estos actores y estas organizaciones, la importancia del multilingüismo es cada vez mayor.

Esta situación nos lleva a innovar y a contemplar medidas internacionales en materia lingüística. De aquí en más ya no podremos concebir una ordenación lingüística nacional sin intervenciones o acciones supranacionales.

La apertura de las fronteras, asociada al desarrollo de los vínculos interestatales, nos hacen a veces pensar que asistimos a un proceso de homogeneización donde el uso del inglés como idioma de comunicación internacional es casi ineluctable. Pero los procesos de integración pueden también abrir el camino a nuevas colaboraciones y a nuevas formas de solidaridad. Precisamente a esto apuesta el Consejo de la Lengua Francesa.

El Consejo cree en efecto que el actual proceso de integración continental constituye un marco favorable para valorizar la diversidad lingüística y emprender acciones colectivas en este sentido. Tanto en el caso de medidas destinadas a las organizaciones interamericanas como a las empresas, los trabajadores o los jóvenes, las áreas de intervención son amplias y requieren la participación de diversos actores políticos y socioeconómicos, distribuidos en todo el continente.

II. Una América con gran riqueza de idiomas, pero...

Se calcula que se hablan más de 1.000 lenguas en el continente, lo que representa el 15 por ciento de las aproximadamente 6.700 lenguas vivas del planeta [2]. Maya, yuki, mura, katukinan, yanomam son sólo algunos ejemplos [3] de la gran variedad de lenguas habladas en el continente, que alberga a alrededor de 780 millones de personas.

1. Estatutos diferentes

Claro está que estas lenguas tienen estatutos diferentes. En los 35 países del continente, sólo algunas lenguas tienen un estatuto oficial a nivel de un Estado soberano. Dichos idiomas oficiales se reparten de la siguiente manera:

Lenguas oficiales

Español: 18 países
Inglés: 14 países
Francés: 2 países (Canadá, Haití)
Créole: 1 país (Haití)
Guaraní: 1 país (Paraguay)
Neerlandés: 1 país (Suriname)
Portugués: 1 país (Brasil)

Algunas otras lenguas han adquirido estatuto oficial pero a escala regional, es decir dentro de regiones delimitadas o a nivel de un Estado federado.

Lenguas co-oficiales regionales [4]

Quechua: Perú, Bolivia
Aymara: Bolivia
Español: Estados Unidos (Puerto Rico)
Chamorro: Estados Unidos (Isla de Guam)
Hawaiano: Estados Unidos (Hawai)
Inuinnaqtun e Inuktitut: Canadá (Nunavut)
7 lenguas indígenas (estatuto jurídico diferenciado): Canadá (Territorio del Noroeste)

Con respecto a los territorios dependientes de Estados europeos, el panorama es el siguiente:

  • 4 territorios son francófonos (Martinica, Guadalupe, Guyana francesa y Saint-Pierre-et-Miquelon).
  • 7 territorios son anglófonos (Anguila, Bermudas, Islas Caimán, Islas Malvinas o Falkland, Islas Turks y Caicos, Islas Vírgenes británicas y Montserrat).
  • 2 territorios son neerlandeses (las Antillas Neerlandesas y Aruba).

La cantidad de idiomas oficiales es aún más limitada cuando se cuentan los idiomas que tienen estatuto oficial dentro de las organizaciones intergubernamentales, ya sean regionales o interamericanas. Se registra entonces un máximo de cuatro idiomas oficiales: el inglés, el español, el francés y el portugués. Sin embargo, como veremos más adelante, realizando un análisis exhaustivo se puede comprobar que, a pesar del multilingüismo oficial, en muchas de dichas organizaciones no se ha logrado una igualdad de idiomas. Son sobre todo el inglés y el español los idiomas reales de trabajo; el francés y el portugués son utilizados en muy inferior medida.

2. Peso relativo de los cuatro grupos linguísticos

Dividiendo a la población del continente según estos cuatro grupos lingüísticos, veremos a continuación las proporciones obtenidas: cerca del 40 por ciento de la población habla español, el 38 por ciento habla inglés, el 20 por ciento portugués y apenas el 2 por ciento francés. Existe por lo tanto un desequilibrio profundo y la desigualdad de las fuerzas en presencia es notable.

Esta distribución es en realidad bastante aproximada pues, en algunos Estados, una gran parte de la población habla una lengua indígena. Así sucede en Paraguay, donde el 95 por ciento de la población, o sea 4,6 millones de personas, hablan el guaraní, mientras que sólo un 55 por ciento de la población habla el español [5]. Lo mismo ocurre en Bolivia, donde un 88 por ciento de los habitantes habla español pero un 45 por ciento habla también una lengua indígena (el guaraní, el aymara o el quechua). Es por esto que, dentro del continente, las preocupaciones relativas a la lengua en el plano nacional están a menudo vinculadas a las lenguas indígenas.

Sin embargo, hay que destacar que la demografía no es el único factor que condiciona la influencia de un idioma y su poder de atracción. Así, a pesar de que el francés sólo reúne a pocos parlantes en el continente, sigue ejerciendo una atracción considerable en las personas que desean aprender un idioma extranjero. El francés goza de un prestigio que proviene de su historia, de su estatuto de lengua internacional y del hecho de ser la lengua oficial de numerosas organizaciones internacionales.

Además, según un estudio del British Council, el poder económico del francés es fuerte, ocupando el tercer puesto mundial. Esta evaluación se basa en el principio según el cual la elección de un idioma se plantea solamente cuando hay contactos entre miembros de áreas lingüísticas diferentes. Así, gracias a esta evaluación se puede calcular el valor de los productos y servicios que los usuarios de diferentes lenguas comercian en los mercados internacionales (por ejemplo: la suma de las exportaciones e importaciones atribuibles a los países de cada área lingüística). Según estos cálculos, el francés se ubica en igual posición que el chino, detrás del inglés y el alemán [6].

3. Desarrollo reciente de las lenguas en las Américas

Un rápido análisis del desarrollo reciente de los principales grupos lingüísticos demuestra que estas lenguas están en etapas de desarrollo muy diferentes.

Como es sabido, el inglés está en una fase de expansión hegemónica debido a su condición de lingua franca, que lo convierte en la principal lengua de las comunicaciones internacionales y en la lengua de las nuevas tecnologías. Incluso es la lengua oficial o la de uso de organizaciones en las que ninguno de los países miembros es anglófono, tales como la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) y el Banco Central Europeo (Gran Bretaña no es miembro de la Unión Monetaria Europea). Además, dentro del continente, la situación es favorable a la expansión del inglés porque en materia de enseñanza de idiomas extranjeros se da amplia prioridad al inglés.

Por su parte, el español está en un período de crecimiento "eufórico" a escala internacional y es ya el idioma oficial de un número cada vez mayor de organizaciones internacionales. En efecto, parecería que el español es actualmente el idioma que experimenta el mayor crecimiento en la escena mundial [7]. Además, tiene un crecimiento marcado dentro del continente, a la vez como lengua materna y como lengua extranjera, y gana cada vez más adeptos en los países donde no tiene el estatuto de lengua oficial. Ésta experimenta un desarrollo fulgurante en Estados Unidos, a tal punto que los hispanohablantes constituyen ahora la principal minoría. Como veremos también, Brasil se abre cada vez más al mundo hispanohablante y al español.

Con respecto al portugués, resulta claro que, en el continente, este idioma comienza su fase de expansión, principalmente en los países miembros del MERCOSUR. Sin embargo, esta tendencia tiene aún poco eco en el plano de las organizaciones interamericanas, pues el portugués ocupa en ellas todavía un lugar bastante marginal. Sin embargo, el desarrollo económico de Brasil comienza a ganar adeptos al portugués fuera de la región del Cono Sur.

Por su parte, el francés se encuentra actualmente en un período de estancamiento dentro del continente. "Durante décadas, la enseñanza del francés fue algo natural en América Latina, si bien con frecuencia estaba reservado a las élites. El acceso a la famosa cultura francesa era un ingrediente de todo individuo culto. Sin embargo, el capital cultural se ha convertido en el handicap de la no-modernidad" [8]. Así, "si bien la lengua francesa tiene aún algo que decir, debe decirlo en términos de utilidad, pues actualmente la imagen de una lengua depende en gran medida del entorno económico, universitario y mediático" [9].

Sin embargo, el francés sigue siendo una lengua, incluso una cultura, de referencia en el ámbito interamericano. Es uno de los idiomas oficiales de todas las organizaciones interamericanas y sigue siendo uno de los idiomas más enseñados, aunque menos que el inglés. Por otra parte, la cultura francesa sigue ejerciendo su influencia en numerosas áreas de interés, que van desde la literatura al campo jurídico [10].

Con respecto a los idiomas indígenas, si bien muchos de ellos parecen estar en peligro, otros entran en un período de reconocimiento, esencial para su supervivencia. Con frecuencia, el peso demográfico de diversas comunidades indígenas influye favorablemente en este reconocimiento en el plano nacional. El mismo se traduce, o bien por su acceso al estatuto de idioma oficial de un país –Paraguay, Bolivia y Perú tienen una lengua indígena entre sus lenguas oficiales–, o bien por su ascenso al estatuto de lengua de enseñanza, como ocurre en México.

III. Los impactos lingüísticos de los procesos de integración en el continente

Una amplia gama de factores influyen en la evolución lingüística dentro del continente. Tanto el proceso de globalización como los flujos migratorios, las legislaciones, los procesos de integración, los programas de enseñanza de lenguas extranjeras o incluso la movilidad creciente de trabajadores, todos estos elementos, y muchos más, tienen un efecto en el desarrollo de los idiomas. Por consiguiente, para influir en la evolución lingüística, hay que actuar en diversos frentes.

Si bien no se puede aislar el impacto de los procesos de integración en las lenguas, algunos desarrollos recientes observados a escala del continente han permitido establecer claramente un vínculo entre dichos procesos y la evolución lingüística.

En las Américas, los procesos de integración se están consolidando realmente. Tanto en el plano regional –Zona Andina, Cono Sur, el Caribe, América Central, América del Norte– como entre estas diferentes regiones, asistimos a un estrechamiento de los vínculos económicos y políticos. En los casos particulares donde un bloque económico tiene más de un idioma oficial, los procesos de integración permitieron definir nuevamente las dinámicas lingüísticas regionales. Esto ha acarreado una doble consecuencia para numerosos gobiernos que, de ahora en adelante, deben considerar la lengua como un "asunto de Estado", al igual que un asunto de relaciones internacionales.

Los impactos de estas transformaciones abren el camino a una toma de conciencia de la diversidad lingüística, a un reconocimiento de la coexistencia de las lenguas, al igual que a una planificación del uso y aprendizaje de los diversos idiomas en un espíritu de complementariedad.

1. El caso del MERCOSUR: una solidaridad lingüística plurinacional

En el caso del MERCOSUR [11], cuyas lenguas oficiales son el español y el portugués, la integración regional ha permitido un acercamiento lingüístico sin precedentes. En efecto, hasta los 70, los hispanohablantes y los lusófonos del Cono Sur se ignoraban, llegando incluso a mantener relaciones tensas. En realidad, según la opinión de Alfredo Valladao: "la América lusófona prácticamente había ignorado desde siempre a la América hispánica, con excepción de una rivalidad manejada de manera bastante pacífica con Argentina. Antes de los años 60- 70, las élites brasileñas se negaban a identificarse como latinoamericanas" [12].

En esos años, el francés gozaba de un importante capital de prestigio ante las élites nacionales, cuya mirada estaba –y sigue estando en muchos casos– esencialmente dirigida hacia Europa. Luego, el inglés desplazó al francés como principal lengua segunda. Sin negar el poder de atracción que ejercen todavía hoy el inglés y, en menor medida el francés, hay que reconocer que desde hace poco, los hispanohablantes del Cono Sur otorgan un interés creciente al portugués, dado el desarrollo económico de Brasil y el polo de atracción importante que representa el MERCOSUR. En Brasil, el español reemplazó al inglés como segunda lengua más hablada. Estos fenómenos se han producido en forma paralela al estrechamiento de los vínculos políticos y económicos entre los Estados del MERCOSUR. La reciente adopción de medidas en pro de una integración en el área de la educación debería acelerar este acercamiento.

Siguiendo esta nueva tendencia, los ministros de Educación de los países del MERCOSUR adoptaron, en agosto último, un programa de integración en el campo de la educación. Dicho programa incluye una faceta lingüística que tendrá por efecto hacer obligatoria la enseñanza del portugués como segunda lengua en los países hispanohablantes y del español como segunda lengua en Brasil [13].

A primera vista, esta medida puede parecer sin mayor importancia, pero hay cifras que hablan por sí solas. Este año en Buenos Aires, sobre los 340.000 alumnos matriculados en la capital, considerando todas las escuelas públicas, sólo 200 aprenden portugués como segundo idioma [14]. De esta manera, para la gran mayoría de esos alumnos, esta faceta escolar de la integración significará un primer contacto con la lengua portuguesa.

Gracias al allanamiento de los obstáculos lingüísticos, los países del MERCOSUR podrán continuar el proceso de integración y facilitar el acercamiento entre los hispanohablantes y los lusófonos.

Asimismo, las autoridades de la capital de Argentina, Buenos Aires, han invitado a las escuelas primarias a proporcionar un nuevo programa de enseñanza "plurilingüe". Según Mario Giannoni, ministro de Educación del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires: "Este método busca que los niños aprendan al menos dos lenguas extranjeras, y se propone como una alternativa a otras modalidades basadas en el monopolio del inglés [...] Este método reforzará el conocimiento del español, porque los niños realizarán comparaciones entre la lengua materna y las extranjeras y esto favorecerá el conocimiento de su propio idioma" [15].

La capital argentina contempla asimismo la creación de las "escuelas MERCOSUR", en las cuales el contenido de la enseñanza estaría adaptado a esta nueva realidad regional [16].

Además de los representantes gubernamentales, los particulares y las empresas han seguido esta tendencia de apertura hacia el mundo lusófono ya que, según el diario argentino La Nación: "La demanda de cursos de portugués es cada vez mayor en los sectores empresarial y universitario, como consecuencia de la expansión comercial del MERCOSUR. El porcentaje de alumnos mayores de 25 años que concurren a institutos de idiomas para aprender portugués tiene tendencia a aumentar desde 1995, impulsado por el creciente volumen de negocios desde la institución de la unión aduanera [17].

Así, para los profesores de español de Brasil, la firma del MERCOSUR provocó una real "explosión" de la demanda en materia de cursos de español en todos los estados brasileños [18].

2. El caso del Caribe: la construcción de una identidad regional multilingüe

Los procesos de integración económica suscitan a veces la voluntad de construir una identidad cultural regional común. Este es el caso del Caribe, donde se llevó a cabo una integración lingüística y donde "la búsqueda de una identidad comunitaria acaba de ser de hecho oficialmente condicionada por el dominio y el uso funcional de varias lenguas" [19].

En el caso caribeño, en el marco del proceso de integración fue redefinida toda la visión de los temas lingüísticos. Así, tal como lo menciona el ministro cubano de Educación Superior: "se ha decidido no hablar más de lenguas extranjeras en nuestra región, sino de lenguas caribeñas, porque estimulan el sentido de la identidad" [20].

Patrick Dahlet, ex Director del lnstitut Supérieur d'Etudes Francophones (ISEF) de la Université des Antilles et de la Guyane, explica que en el seno de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) [21] hubo "una reciente toma de conciencia socioeconómica, pero también y sobre todo política, del papel que el conocimiento y el intercambio de lenguas deben desempeñar en la edificación de la comunidad caribeña" [22].

"El rol importante que desempeña la economía turística en el desarrollo de los países insulares [23] contribuye en gran medida a esta voluntad de pluralización lingüística. En efecto, el turismo internacional se ha convertido en una de las bases, y hasta se podría decir en la base, de la evolución económica de las islas" [24].

Así, el Consejo de Ministros de la AEC se fijó como objetivo "eliminar las barreras de las lenguas en la región, mejorando la competencia de los habitantes del Caribe a través del conocimiento de una segunda o una tercera lengua" [25], en este caso el inglés, el español y el francés.

Este objetivo de eliminación de las barreras lingüísticas remite a una serie de nueve objetivos entre los cuales figuran la definición de competencias lingüísticas profesionales, el establecimiento de un esquema regional de certificación, el uso de las nuevas tecnologías y la formación de docentes a través de programas de movilidad. Para asegurar el logro de estos objetivos, se crearán "centros de excelencia" lingüísticos regionales en territorios de referencia de los tres idiomas designados: Trinidad y Tobago en el caso del inglés, Venezuela para el español y los departamentos franceses de las Américas para el francés.

Comentando estos compromisos, Dahlet destaca que "La innovación más profunda consiste en permitir considerar el aprendizaje de idiomas como un campo institucional dependiente de una competencia regional y comunitaria y que debe favorecer la expansión del plurilingüismo". Y agrega la siguiente observación: "la difusión de los idiomas se inscribe en un marco de resolución plurinacional que sustituye la búsqueda de complementariedades eficientes entre las lenguas a la búsqueda de dominaciones" [26].

Se trata en este caso de una búsqueda de "cohabitación lingüística" que podría resultar muy pertinente para el contexto interamericano.

3. El caso del TLCAN: un reconocimiento tácito del trilingüismo

Los temas lingüísticos no han sido tratados en forma directa en el marco del TLCAN, como lo fueron en los casos del MERCOSUR y el Caribe. En efecto, dado que el proceso de integración norteamericano apuntaba sólo a crear un área de libre comercio entre los Estados (y no un mercado común como es el caso de varias regiones latinoamericanas [27]), el tratado que une a México, Estados Unidos y Canadá compromete esencialmente a los Estados sólo en materias de índole comercial.

Sin embargo, al adoptarse una versión trilingüe del acuerdo, se expresó en cierta manera un reconocimiento de los tres idiomas oficiales: inglés, francés y español. Asimismo, las dos comisiones multilaterales que fueron creadas luego del TLCAN –la Comisión para la Cooperación Laboral y la Comisión para la Cooperación Ambiental [28]– tienen como idiomas oficiales al inglés, el español y el francés.

Pero esta voluntad de limitar los compromisos norteamericanos sólo a los aspectos comerciales contrasta con la multiplicación de iniciativas individuales e institucionales tendentes a acercar e incluso a integrar a las poblaciones norteamericanas.

Tras cinco años de la firma del TLCAN, México se ha convertido en el segundo socio económico de Estados Unidos, después de Canadá. Los intercambios comerciales norteamericanos se encuentran pues en plena expansión. Por otra parte, cada vez encontramos más productos cuyas etiquetas e instrucciones de uso son trilingües. Ahora bien, no basta con eliminar las barreras arancelarias para aumentar las exportaciones; es necesario además conocer el mercado al cual se dirigen dichas exportaciones, su cultura y, preferentemente, dominar su idioma. Esta constatación, compartida por muchos, sumada a la actual "moda" latinoamericana, ha hecho incrementar en forma exponencial en los últimos años la demanda para el aprendizaje de lenguas extranjeras. Ya sea en el marco de estudios de idiomas, de programas de inmersión o de programas de enseñanza bilingües, cada vez hay más personas, jóvenes y no tan jóvenes, más establecimientos de enseñanza y más empresas que se abocan al aprendizaje de un segundo o un tercer idioma.

En Estados Unidos, numerosos grupos se han convertido en los últimos años en los promotores del aprendizaje de lenguas extranjeras [29], subrayando entre otras cosas que, en un contexto de globalización, el unilingüismo que caracteriza con frecuencia a los estadounidenses podría jugar en contra de sus intereses. Otros afirman que los estadounidenses no deberían contar demasiado con el triunfo del inglés, y proponen a las personas deseosas de comunicarse con el resto del mundo que opten más bien por un real bilingüismo [30].

Tomando en cuenta estas críticas, el ex presidente de los Estados Unidos, William Clinton, firmó en abril de 2000 un memorando de internacionalización de la política educacional, en el cual se menciona que: "Con el fin de prosperar en una economía globalizada [ ...] los Estados Unidos deben velar porque los ciudadanos estadounidenses desarrollen una buena comprensión del mundo, el dominio de idiomas extranjeros y el conocimiento de otras culturas".

Más adelante se lee: "Hoy, la defensa de los intereses estadounidenses, la gestión eficaz de los desafíos mundiales e incluso la comprensión de la diversidad de nuestro propio país exigen el fortalecimiento de los contactos con los pueblos y culturas de allende nuestras fronteras y el desarrollo de una mayor comprensión de dichas culturas" [31].

Por su parte, un comité presidencial sobre artes y humanidades, creado por el ex presidente Clinton, había propuesto en su informe final de 1997 "hacer que el conocimiento de un idioma extranjero sea condición para la obtención de un título de estudios secundarios y para el ingreso a la enseñanza post-secundaria" [32].

La firma del TLCAN, evidentemente, realzó en Estados Unidos la importancia política y económica de México, incrementando en consecuencia el interés por el español y dando origen a varios grupos que militan por una educación bilingüe. Este cambio va aparejado al incremento sin precedentes de la población hispanohablante en Estados Unidos [33]. Por todas estas razones, el ex presidente Clinton declaró "que él sería probablemente uno de los últimos Presidentes que no habla español" [34].

En México, igualmente, la importancia de saber idiomas extranjeros es cada vez más evidente. El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) hizo de la enseñanza obligatoria del inglés en el sistema de educación pública uno de los puntos clave de su campaña en los comicios presidenciales del año 2000.

La naturaleza misma del TLCAN hace que la circulación de trabajadores presente pocas incidencias lingüísticas, ya que la movilidad es muy limitada y está sometida a cupos. Sin embargo, el proyecto propuesto por el presidente de México, Vicente Fox, referido a la creación de un mercado común norteamericano con libre circulación de trabajadores, podría redefinir más profundamente la dinámica lingüística.

Para Quebec, cuya economía se cuenta entre las más abiertas –Quebec exporta el 57 por ciento de su PIB [35]–, es claro que el plurilingüismo dentro de su sociedad representa una importante ventaja. En efecto, "los idiomas, como herramientas de comunicación, forman parte de las capacidades requeridas para el ejercicio de los intercambios comerciales" [36]. Esta constatación explica además que muchas personas hayan optado en el curso de los últimos años por el desarrollo de sus competencias lingüísticas. Sobre el particular, las estadísticas hablan por sí solas: el número de personas en Quebec "que se consideran aptas para mantener una conversación en español dio un salto de más del 31 por ciento, pasando de menos de 146.000 a casi 191.000 en cinco años" [37]. El TLCAN ciertamente no es ajeno a este crecimiento espectacular.

Este entusiasmo por el español se evidencia también en el resto de Canadá. En las universidades de Alberta, por ejemplo, el número de estudiantes que siguen cursos de español pasó de 870 en 1991-1992, a 3.940 en 1997-1998, mientras que el Centro Español (Spanish Center) de Toronto, abierto hace seis años, tuvo que duplicar su superficie para responder a la creciente demanda [38]. Este marcado interés por el español en Canadá podría desarrollarse en detrimento del francés.

Destaquemos que el Gobierno Federal puso también en su agenda el tema de la diversidad cultural, pero que ha centrado sus esfuerzos esencialmente en torno a la creación de una red internacional sobre la diversidad cultural y la globalización, abocada a "promover la idea de que los productos y servicios culturales deberían estar plenamente reconocidos y no ser asimilados a otros tipos de productos" [39]. Así pues, esta red apuntará principalmente a preservar el ámbito cultural de los procesos de liberalización comercial, lo que constituye una problemática de otra índole.

4. Revalorización de las identidades regionales

Los proyectos mencionados anteriormente se enmarcan en una clara convergencia con la acción llevada a cabo por numerosas organizaciones que, dentro del continente, trabajan al servicio de la diversidad lingüística. Por ejemplo, la Organización de Estados Iberoamericanos para la educación, la ciencia y la cultura (OEI), que reúne a unos veinte países latinoamericanos, además de España y Portugal, milita actualmente a favor de la "promoción y la difusión de los idiomas español y portugués" y tiene por mandato, a estos efectos, "establecer programas de cooperación con otras regiones del mundo". Los países lusófonos crearon también en 1989 una Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), que tiene por misión principalmente "la afirmación y la difusión del portugués" [40]. La Unión Latina, por su parte, se dedica a la promoción y difusión del legado común y de las identidades del mundo latino (el español, el francés, el italiano, el portugués y el rumano), mientras que la Agencia Intergubernamental de la Francofonía se fijó principalmente como objetivo para 2000-2001, "entablar una cooperación con otras áreas lingüísticas, especialmente de lengua árabe, portuguesa y castellana, en pos de la promoción del plurilingüismo" [41]. Asimismo, surgen organismos y programas universitarios que analizan los temas de identidad bajo un ángulo norteamericano, tales como el North American Institute (NAMI) o la Duke University, en Estados Unidos. Por su parte, los grupos indígenas están cada vez más organizados y militan por el reconocimiento de sus diversas lenguas y culturas.

Así pues, una dinámica de apertura frente a la diversidad lingüística caracteriza a la mayoría de los bloques regionales y los grupos lingüísticos. La defensa de la diversidad lingüística y cultural tiene hoy plena vigencia. En efecto, pareciera que las poblaciones desean contrarrestar los efectos a veces homogeneizantes del proceso de globalización a través de la promoción de su identidad, de su cultura y de su idioma. En la sociedad civil, al igual que en la escena intergubernamental, se han multiplicado las iniciativas a favor de la diversidad lingüística y de un acercamiento entre los miembros de los diferentes grupos Iingüísticos. De esta manera, la faceta económica de los procesos de integración se ve enriquecida gracias a la incorporación de los aspectos culturales y lingüísticos, con vistas a la profundización y ampliación del alcance de los cambios en curso.

IV. El multilingüismo comunitario: uno de los fundamentos de la integración europea

Fuera de las Américas, el caso más conocido de toma en consideración de los aspectos lingüísticos dentro de un proceso de integración es sin lugar a dudas el de la Unión Europea. En efecto, desde las primeras etapas de su construcción, Europa dictó normas con respecto al tema del multilingüismo. En 1958, el Consejo de Europa adoptó una regla que definía los cuatro idiomas oficiales de las instituciones de la Comunidad y el régimen lingüístico comunitario.

De hecho el multilingüismo comunitario constituye una de las bases de la Unión en donde se lo percibe como: "La expresión de una voluntad que se apoya en los fundamentos de la democracia: cada ciudadano de la Unión debe poder ser informado y hacerse oír en su propio idioma" [42].

En forma más global la Comisión Europea destaca en una de sus publicaciones que: "La integración económica de la Unión se basa en el principio de no discriminación incluyendo el campo lingüístico. La igualdad de oportunidades de las empresas en particular de la PyMES se vería seriamente comprometida si se otorgara a uno o varios idiomas el privilegio de ser los únicos medios de comunicación en Europa. El acceso al gran mercado en un marco de respeto por el derecho a la competencia depende del multilingüismo" [43].

Un primer gesto de importancia en favor del multilingüismo fue dado al consagrarse la igualdad de las diferentes versiones lingüísticas del Tratado de Roma [44]. No obstante, posteriormente fue necesario definir el régimen lingüístico de la Unión. Este régimen permitió fijar los idiomas oficiales de la Unión, los idiomas de trabajo y la obligación de adoptar, para los textos de alcance general, tantas versiones como idiomas oficiales hay.

Desde entonces con la ampliación de la Unión se cuentan no menos de once idiomas oficiales. A pesar de que el número de idiomas oficiales ha casi triplicado desde la implementación de la integración europea, la regla del multilingüismo subsiste y ha sido incluso ampliada con ocasión de la firma del Tratado de Amsterdam, en 1997, que introduce el siguiente principio: "Todo ciudadano de la Unión Europea puede escribir a las instituciones u organismos de la Unión en cualquiera de las doce lenguas de los tratados –es decir las once lenguas oficiales más el irlandés– y recibir una respuesta redactada en el mismo idioma" [45].

La defensa del plurilingüismo sigue siendo un desafío importante para la Unión Europea. Los esfuerzos tendentes a fomentar la diversidad lingüística prosiguen de múltiples maneras. La Comisión Europea se fijó como objetivo principal ayudar a los ciudadanos de la Unión a dominar tres lenguas europeas. A estos efectos, se han implementado diversas medidas.

Así, el programa Lingua otorga un apoyo financiero a los proyectos europeos que:

  • promuevan la diversidad lingüística dentro de la Unión Europea;
  • contribuyan al mejoramiento de la calidad de la enseñanza de idiomas;
  • faciliten el acceso a posibilidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida.

El proyecto Eurom 4 fue lanzado en el marco del programa Lingua. Este proyecto instituido por las universidades de Provenza, Lisboa, Roma y Salamanca, ha permitido la elaboración de un método de enseñanza simultáneo de las lenguas romances.

Este programa está dirigido a las personas que, teniendo como lengua materna una de las cuatro lenguas romances (portugués, italiano, español y francés), deseen estar en condiciones de comprender las tres restantes. Así, el paso por un inglés más o menos correcto ya no sería necesario [en las comunicaciones entre personas de estos diferentes grupos lingüísticos] [46].

Por otra parte, la Comunidad Europea desea aprovechar las herramientas tecnológicas en el marco de sus acciones a favor del multilingüismo, e invita igualmente a los Estados miembros a hacer lo propio a través del programa MUS (Sociedad de Información Multilingüe). Este programa, que completa las medidas europeas adoptadas en materia de plurilingüismo, tiene por objetivo:

  • fomentar la prestación de servicios multilingües en la Comunidad recurriendo a las tecnologías, recursos y normas lingüísticas;
  • crear condiciones favorables al desarrollo de las industrias del idioma;
  • reducir los costos de la trasferencia de información entre lenguas;
  • contribuir a la promoción de la diversidad lingüística en la Comunidad [47].

El programa MUS aspira pues a incrementar el número de actores que trabajan a favor del multilingüismo en Europa a través de la movilización de los sectores público y privado en los Estados miembros.

Además, tras una propuesta del Consejo de Europa adoptada por la Unión Europea, el año 2001, fue declarado el Año Europeo de los Idiomas. Se han emprendido pues numerosas acciones cuyo objetivo ha sido mejorar las competencias lingüísticas, con el fin de asegurar la perdurabilidad del multilingüismo y de sensibilizar a todos los ciudadanos frente a esta problemática.

Por último, algunos países miembros de la Unión Europea lanzan su propia iniciativa para favorecer el conocimiento y el uso de su idioma. Así, con el objeto de fortalecer la presencia del español en el seno de las instituciones europeas, la ADES [48] decidió ofrecer gratuitamente un curso de español a los funcionarios y miembros del Parlamento Europeo. Creado en junio de 2000, este programa les permitirá seguir cursos de español en Internet, con el profesor de su elección, recibiendo en su casa el material didáctico correspondiente [49]. Se trata de un ejemplo concreto de uso de las nuevas tecnologías en beneficio de la difusión de un idioma.

En resumen, se puede constatar, a la luz del caso europeo, que asumir la diversidad lingüística en un contexto de integración puede revestir múltiples facetas.

V. La responsabilidad de los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas frente al multilingüismo

Los procesos regionales de integración han traído aparejados significativos impactos en materia de dinámicas lingüisticas, lo cual lleva a afirmar en toda lógica que el proceso de integración de las Américas tendrá consecuencias en la arquitectura lingüística del continente.

El incremento de los lazos económicos, políticos y sociales entre los Estados del continente, el fortalecimiento del papel de las organizaciones interamericanas, la apertura de fronteras, el aumento de los intercambios comerciales, sumados al desarrollo de las nuevas tecnologías, tendrán un impacto considerable. ¿De qué índole?. Todo depende de las acciones que se emprendan o no.

Los Jefes de Estado y de Gobierno, reunidos en las Cumbres de las Américas, han tomado en poca consideración, hasta la fecha, los temas lingüísticos. Cierto es que en la primera Cumbre, celebrada en Miami en 1994, convinieron en la necesidad de "promover los valores culturales" [50], pero se limitaron a esbozar generalidades para explicar este concepto. Así, ninguna directiva figura en las declaraciones y planes de acción de las Cumbres de las Américas en cuanto a la necesidad, para las organizaciones interamericanas relacionadas con el proceso de integración, de funcionar y de ser accesibles en cuatro idiomas. Por otra parte, nada estimula a las empresas exportadoras a respetar el idioma usado por los consumidores a los cuales se dirigen.

Hay quienes pretenden que los temas relativos al respeto del idioma nacional en los carteles y anuncios y que la información referida a un producto dependen únicamente de las legislaciones nacionales, pero, hasta el momento, sólo diecinueve países del continente han legislado en materia de protección de los consumidores [51]. El marco legislativo nacional de numerosos países no permite por lo tanto asegurar la protección de los consumidores con respecto al idioma. En este sentido, resultaría de utilidad una declaración de todos los Jefes de Estado y de Gobierno en cuanto a la importancia de respetar los idiomas nacionales en el plano comercial.

Se puede ver un reconocimiento tácito del carácter multilingüe de las Américas en la adopción en cuatro idiomas oficiales de las declaraciones y los planes de acción de las Cumbres, y en el hecho de que los textos oficiales estén disponibles en cuatro idiomas. Se trata de un primer gesto importante, pero que no constituye una garantía válida y suficiente de respeto del multilingüismo.

Destaquemos por otra parte que un reciente documento de discusión, redactado por la Comisión Especial de la OEA sobre la gestión de las Cumbres Interamericanas, presentaba los temas de la próxima Cumbre, a saber: fortalecer la democracia, crear la prosperidad y realizar el potencial humano. En lo que respecta al último tema, se menciona que: "Los esfuerzos para eliminar la discriminación podrían complementarse mediante el aumento de las oportunidades para compartir la diversidad de nuestro patrimonio y nuestras perspectivas culturales, raciales y lingüísticas" [52].

Esta referencia a los aspectos lingüísticos es interesante pero más bien lacónica, lo que nos lleva a considerar que la sensibilización frente a las problemáticas lingüísticas de los principales actores interesados en la integración continental es una tarea aún pendiente.

VI. Conclusión

La diversidad lingüística constituye una de las riquezas del continente americano. El perfil lingüístico del continente, sin embargo, sufre de un gran desequilibrio. Éste se refleja en las organizaciones interamericanas donde, a pesar del cuatrilingüismo oficial, el español y el inglés se emplean mucho más que el francés y el portugués. A pesar de todo, el francés goza de un capital de prestigio y de un peso económico que debería permitirle mantener su poder de atracción.

Numerosos factores influyen en la evolución lingüística, pero los recientes desarrollos permiten constatar que los procesos de integración pueden por sí solos generar impactos considerables. En efecto, dichos procesos provocan a menudo un reordenamiento de las dinámicas lingüísticas.

Los numerosos ejemplos de procesos de integración tales como el MERCOSUR, la integración caribeña, el TLCAN y la Unión Europea permiten extraer una conclusión importante: la integración de las Américas tendrá impactos lingüísticos. ¿De qué índole?. Esto dependerá de las acciones que se emprendan.

Partiendo de esta constatación, el Consejo de la Lengua Francesa propone adaptar la estrategia lingüística quebequense al contexto de integración interamericana. Esta adaptación deberá:

  • suscitar la implementación de medidas a favor de la diversidad lingüística;
  • fortalecer el carácter multilingüe de las organizaciones interamericanas;
  • informar a las empresas exportadoras acerca de la necesidad del multilingüismo;
  • desarrollar la reflexión y el diálogo en torno a la diversidad lingüística, y
  • crear una red interamericana para la promoción de las lenguas en una América integrada.

Notas

[1] Se utiliza el término "multilingüismo" para calificar el uso de varias lenguas dentro de las organizaciones y empresas, y "plurilingüismo" para calificar el conocimiento de varios idiomas por parte de los individuos.

[2]
SUMMER INSTITUTE OF LINGUISTICS INC. Geographic Distribution of Living Languages, [On line]. 1996. [www.sil.org/ethnologue/distribution.html]

[3] Para obtener informaciones adicionales sobre las lenguas indígenas habladas en el continente, consulte: (http://www.sil.org/ethnologues/families/).

[4] LECLERC, Jacques. "Index alphabétique de tous les États", [En ligne], Centre international de recherche en aménagement linguistique (CIRAL), Université Laval, Québec. (http://www.ciral.ulaval.ca/alx/amlxmonde/mondeindalp.htm)

[5] Francisco MORENO FERNANDEZ y Jaime OTERO. "Demografía de la lengua española", (En línea), Centro virtual Cervantes, Madrid. (http://cvc.cervantes.es/obref/anuario/partel/cap2/moreno_cuadros.htrn).

[6] Réjean ROY et Pierre GEORGEAULT. L'inforoute en français: un portrait québécois, Conseil de la langue française, Québec, juin 1998, p. 6.

[7] Daniel MOORE. "Presencia internacional y papel del idioma español", [En línea], Comunica, 25/11/99. [www.comunica.es/lengua/opinion/opinion_ant/1999/noviembre99/opinion251199_02.htm]

[8] Annie MONNERIE-GOARIN (conférence de). L 'enseignement des langues étrangères dans des contextes régionaux, [En ligne], Feria del Libro de Buenos Aires, 23 avri11999. [www.frances.int.ar/communications.htm]

[9] Ibid.

[10] Por ejemplo, varios regímenes republicanos de América Latina se inspiran en los valores de la Revolución Francesa.

[11] Mercado Común del Sur: acuerdo económico firmado en 1991, tendente a la creación de un mercado común entre los países miembros, a saber: Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. En este mercado, Chile y Bolivia tienen un estatuto de país miembro asociado.

[12] Alfredo VALLADÀO "Une nouvelle identité latino-américaine", Amérique latine, Tournant de siècle , Georges Couffignal (dir.), La Découverte, Les Dossiers de l'État du monde, Paris, 1997, p. 103.

[13] Sin embargo, esta medida ha dado lugar a protestas por parte de Francia, el Reino Unido e Italia. Así, según el diario El País de Madrid, los tres países "han movilizado su maquinaria diplomática para impedir que Brasil se vuelque, tal vez de manera irreversible, hacia el mundo hispanoparlante". Fuente: COMUNICA. Brasil: Problemas diplomáticos ante la ley del español, [En línea], Actualidad, 21 de junio del 2000. [www.comunica.es/lengua/actualidad/actualidad210600_02.htm]

[14] COMUNICA. MERCOSUR: Problemas para la enseñanza del portugués y el español, [En línea], Actualidad, 28 de junio de 2000. [www.comunica.es/lengua/actualidad/actualidad280600_02.htm]

[15] COMUNICA. Enseñanza plurilingüe en escuelas públicas de Buenos Aires, [En línea], Actualidad, 1 de marzo de 2000. [www.comunica.es/lengua/actualidad/actualidad_ant/marzo00/actualidad010300_01]

[16] GOBIERNO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES, Secretaría de Educación, Dirección de Relaciones Internacionales y MERCOSUR. Proyectos, [En línea], Buenos Aires. [www.buenosaires.gov.ar/educacion/mercosur/educacion-mercosur.asp] (18 avril 2000).

[17] COMUNICA. "MERCOSUR: Problemas para la enseñanza del portugués y el español", loc. cit.

[18] Maria MORIONDO KULIKOWSKI y Neide T. MAlA GONZALEZ. "Brasil: La justa medida de una cercanía lingüística", [En línea], Comunica, 7 de junio de 2000. [www.comunica.es/lengua/opinion/default.htm]

[19] Patrick DAHLET. Adhésion a la diversité et qualifications francophones dans la Caraibe, [En ligne], DiversCité Langues, vol. V, 2000. [www.teluq.uquebec.ca/diverscite]-Traducción libre.

[20] ASSOCIATION DES ÉTATS DE LA CARAlBE. Rapport final, Première réunion des autorités universitaires des pays membres de l'AEC, [En ligne], AEC, La Havane, Cuba, 2-5 février 1998. [www.acs-aec.org/french/RELfr.htrn]-Traducción libre.

[21] Organización regional intergubernamental que reúne a 28 países (Francia entre ellos) cuyo mandato consiste en favorecer la concertación y la cooperación con vistas a asegurar un desarrollo regional sostenido en los ámbitos cultural, económico, social, científico y tecnológico.

[22] Patrick DAHLET. Politiques linguistiques et offres de français en Caraibe: des raisons d'espérer, Université des Antilles et de la Guyane, ISEF-GERECF-Traducción libre.

[23] J. CRUSOL et F. VELLAS. Le tourisme et la Caraibe, Paris-Montréal, L 'Harmattan, 1996.

[24] Las islas del Caribe registran un flujo turístico más elevado que todos los países de América del Sur reunidos -21,4 millones de turistas contra 11,8 millones respectivamente. Fuente: Patrick DAHLET. Politiques linguistiques..., loc. cit.

[25] ASSOCIATION DES ETATS DE LA CARAIBE. "Des centres d'excellence pour l'enseignement des Iangues officielles de I' AEC", Conseil des ministres (Note du), Trinité-et-Tobago, 1998. -Traducción libre.

[26] Patrick DAHLET. Politiques linguistiques..., loc. cit. -Traducción libre.

[27] En el marco de un mercado común, está permitida la libre circulación de capitales y de mano de obra.

[28] Estas organizaciones tienen su sede en Montreal (Quebec) y Dallas (Texas) respectivamente.

[29] Citemos por ejemplo el National Foreign Language Center, The American Council on the Teaching of Foreign Languages, English Plus More, Center for Multilingual, Multicultural Research.

[30] Barbara WALLRAFF. "What Global Language?", The Atlantic Monthly, Boston, November 2000, p. 66. 32 The White House. Memorandum for Heads of Executive Departments and Agencies, Office of the Press Secretary, Oklahoma City, April19, 2000. -Traducción libre.

[31] THE WHITE HOUSE, Memorando of Heads of Executive Department and Agencies, Office of the Press Secretary, Oklahoma City, April 19, 2000.- Traducción libre.

[32] PRESIDENT'S COMMITTEE ON THE ARTS AND THE HUMANITIES. Creative America, Washington D.C., February, 1997, p. 12. -Traducción libre.

[33] Esta situación debería acentuarse en los próximos años puesto que, según las previsiones actuales, en 2050 un cuarto de la población estadounidense será hispanoparlante.

[34] Guy TAILLEFER "Le Texas dans les deux langues", Le Devoir, 30 octobre 2000, p. Al.

[35] Esta información, que data de 1998, incluye el flujo comercial interprovincial, que se eleva al 19 por ciento.

[36] Patrick DAHLET, op. cit.

[37] Michel PAILLÉ "Les langues tierces au Québec en 1996", Bulletin du Conseil de la Langue Française, Québec, volume 15, nº 2, mai 1999.

[38] Leah HENDRY. "Want to be bilingual? Try Spanish", The Globe and Mail, Toronto, June 22, 2000.

[39] GOUVERNEMENT DU CANADA. Rapport: Rencontre préliminaire des experts du Réseau sur la diversité culturelle et la mondialisation, [En ligne], Ottawa, Canada, 6 et 7 décembre 1999. [www.pchogc.ca/network-reseau/cdg-gdc/report-f.htm].

[40] COMUNIDADE DOS PAÍSES DE LÍNGUA PORTUGUESA (CPLP). Quem Somos? [Na Internet], Lisboa, 9 de Maio de 1996. [http://www.cplp.org/index-frames.htm1].

[41] AGENCE INTERGOUVERNEMENTALE DE LA FRANCOPHONIE. Programmation 2000-2001, Chantier 6, Une Francophonie plurielle: promouvoir la diversité linguistique culturelle, [En ligne], p. 174. [http://agence.fran cophonie.org/].

[42] COMMISSION EUROPÉENNE. Multilinguisme et traduction, Office des publications officielles des Communautés européennes. Luxembourg, 1999, p. 4. -Traducción libre.

[43] Ibid.

[44] Tratado suscrito en 1957 y que rigió la creación de la Comunidad Económica Europea (C.E.E.).

[45] Artículo 21 de la versión consolidada del tratado que instituye la Comunidad Europea. Fuente: COMMISSION EUROPÉENNE, ibid. -Traducción libre.

[46] André VALLI. "Présentation de la méthode Eurom 4 d'enseignement simultané a distance", [En ligne]. [www.emb-fr.int.ar/Ar/Educativo/dialogues/droit-parole.htm] .(31/10/2000).

[47] SOCIÉTÉ DE L'INFORMATION MULTILINGUE (MLIS). Programme de travail triennaI1996-1998. [En ligne]. [www2.echo.lu/mlis/fr/intro.htm] -Traducción libre.

[48] Asociación para la difusión del español y la cultura hispana.

[49] Toda la información referida a este curso está disponible en el sitio de la ADES (www.adesasoc.com).

[50] ZONE DE LIBRE-ÉCHANGE DES AMÉRIQUES. Sommet des Amériques, Plan d'action , [En ligne], Miami, FIoride, décembre 1994. [www.ftaa-alca.org/ministerials/plan_fasp].

[51] Gustavo GONZALEZ. "Consumers: Parlatino presents Code protecting Citizens' Rights", lnter Press, Service (IPS), [On line], Santiago, November 5, 1999. [www.oneworld.org/ips2/nov/consumers4.html].

[52] CONSEIL PERMANENT DE L'OEA, Commission spéciale sur la gestion des Sommets interaméricains. Themes du Sommet des Amériques 2001 (document de discussion), CE/GCI-170/00, 18 août 2000.

http://www.sela.org
sela@sela.org

SELA, Secretaría Permanente
Av. Francisco de Miranda, Torre Europa, Piso 4, Urb. Campo Alegre, Caracas 1060- Venezuela
Tlf: (58) (212) 955.71.11 Fax: (58) (212) 951.52.92

www.guaranirenda.com - 2005

Péva mboyvegua - Página anterior Péva riregua - Página siguiente

Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]