Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]


La vitalidad de la lengua guaraní en el tercer milenio en Paraguay

Por: Graziella Corvalán, 2005
gracor@pla.net.py

 

Introducción

El papel simbólico de una lengua está en directa relación con la vitalidad de la misma en una específica comunidad de hablantes y por lo tanto, con su funcionalidad en los diferentes ámbitos de uso y es un factor fundamental para todo proyecto de planificación lingüística orientada a la normalización y uso en el sistema educativo principalmente. En este sentido, la política lingüística considera la interpretación, detalle e implementación de las decisiones que se tomen, incluyendo la planificación lingüística (corpus) de las lenguas, como el punto de partida para el éxito de la política lingüística a nivel nacional.

    La acción del Estado respecto a dicha política debe tener en cuenta la realidad sociolinguística del país, con una lengua oficial e internacional: el español, y una lengua indígena nacional y oficial: el guaraní de uso masivo dentro del territorio nacional, además de las lenguas indígenas nacionales de uso limitado a las parcialidades indígenas y de las extranjeras de comunidades de vieja y nueva radicación. El mandato constitucional respalda a las lenguas indígenas y especialmente al guaraní como un bien cultural amenazado por su debilidad, dando lugar a un profundo cuestionamiento sobre el significado del proceso bilingüe paraguayo, en términos de ser de aculturación planificado o de integración, respetando la lengua nativa (Pic Gillard, 2000)[1].

    El objetivo de estas páginas es analizar la vitalidad de la lengua guaraní durante la década de los años dos mil respecto a su uso en ciertas dimensiones del sistema sociocultural como el Estado, los medios de comunicación, las organizaciones sociales y culturales, a partir del conocimiento de la realidad y la información cualitativa proveniente de una investigación sobre el rol, funcionalidad y visibilidad de la lengua guaraní en el Paraguay, considerando los cambios sociolingüísticos de los últimos cuarenta años (Corvalán, 03)[2] y sobre todo entre los noventa y dos mil en que "ha acontecido una serie de incidentes que prometen traer avances favorables al bilingüismo paraguayo, especialmente al uso y mantenimiento del guaraní" (Choi, 04)[3] aunque hasta ahora no exista una decisiva y firme voluntad política, para hacer realidad el uso del guaraní en el ámbito público, ni convencimiento de la ciudadanía sobre el valor sociocultural de poseer dos o más lenguas.

La visibilidad de la lengua guaraní

Los símbolos de la vitalidad de la lengua dan la posibilidad de medir el alcance e impacto de los cambios en el uso, en el sector público, privado y en áreas de gran visibilidad como: Gobierno, administración pública, señalización de espacios públicos, comercio, propaganda, mercado de trabajo, etc. Sin embargo, ha sido inexistente el avance en áreas de prestigio como la jurídica, legislativa y principalmente en las instituciones del Estado; en los símbolos (monedas y billetes, sellos y estampillas, pasaportes, cédulas de identidad, etc.), en la folletería oficial del Gobierno, aunque se ha dado un avance en los billetes nuevos con el valor del Guarani impreso en ambas lenguas. Por otro lado, su presencia es creciente en la arena político partidaria, especialmente en períodos electorales y en el discurso y programas de los aspirantes a cargos electivos. En este sentido, en la administración política 2003-07 la lengua guaraní forma parte del habla del Presidente de la República e indirectamente se espera influya en el de sus colaboradores más cercanos.

    La Iglesia Católica ha sido históricamente la institución que más ha usado la lengua guaraní desde el tiempo del mestizaje y luego el jopara es decir, la mezcla del español y guaraní con el propósito evangelizador y por que es la institución más cercana a la población rural y considerada la más confiable para la misma. Sin embargo, en la actualidad y sobre todo en el sector urbano el celebrante de los ritos religiosos usa más castellano, con algunas palabras o expresiones en guaraní para dar más énfasis al mensaje. La disminución de sacerdotes en general y de los provenientes del interior del país influye en el uso del guaraní a lo largo de toda la homilía en las misas domingueras.

    Evidentemente el estatus de la lengua aumenta cuando se visibiliza su uso por eventos, cosas, acciones y/o personas de gran prestigio como cuando el Papa Juan Pablo II habló en guaraní durante su visita pastoral en 1988, escuchar a Serrat cantar Che Pycasumi[4] y que la UNESCO haya proclamado al guaraní Patrimonio Intangible de la Humanidad constituye una valiosa contribución para aumentar el prestigio de la misma. En este sentido, en la década del noventa, T. Zarratea publica los relatos breves en guaraní sobre Kalaíto Pombéro, los que se convierten en la primera novela en lengua guaraní. Más adelante, se publica un libro bilingüe guaraní-francés con obras de Moliere traducidas al guaraní y dos poemarios recientes en guaraní de la poetisa paraguaya Susy Delgado: Ayvu membyre / Hijo de aquel verbo (2001) y con anterioridad Tataypýpe / Junto al fuego (1992) sirven de base para un análisis comparativo con la tradición antigua y las letras modernas (Lewis, 04)[5]. Por último, el teatro popular en guaraní de tanto éxito hace cuatro décadas, vuelve a subir a escena en el 2005, constituyéndose en otro ejemplo de vitalidad y para hacer realidad, como veremos más adelante, la propuesta de intelectualización de la lengua guaraní.

    Contrariamente, el estatus lingüístico disminuye cuando se usa la lengua en situaciones negativas o poco dignas, para insultar y/o mofarse del otro, hacer bromas de mal gusto, soeces, como por ejemplo, algunos ñe'ẽnga o dichos populares denigrantes, sobre el sexo femenino y rol de la mujer paraguaya desde la perspectiva del varón generalmente (Corvalán, 2000)[6].

    En otro orden de cosas, la propaganda y las numerosas designaciones comerciales en lengua guaraní son importantes para medir la visibilidad de la misma, a pesar de que en su mayoría corresponden a rubros utilizados en la vida cotidiana que poco ayudan al aumento del prestigio de la lengua guaraní, como por ejemplo los nombres, letreros y propaganda en general para supermercados, agencias de turismo, automotores, casas de cambio de monedas, electrodomésticos, venta de materiales de construcción, hoteles, confiterías, estaciones de servicio, medios masivos de comunicación, estudios fotográficos, industrias (aserraderos, curtiembres), revistas, funerarias, venta de sanitarios, jabones, etc. (Corvalán, 03)[7].

    Sin embargo, sigue ausente en los espacios públicos, calles, paseos y jardines concernientes a los gobiernos locales y principalmente a la Municipalidad de Asunción por ser esta ciudad la mejor vidriera del país, a pesar de los inútiles esfuerzos de la Comisión Nacional de Bilingüismo (CNB) hace un par de años, al presentar un proyecto a la Junta Municipal de Asunción para construir la cara bilingüe de Asunción primero y de Paraguay después. Es preciso tener presente que el orgullo y amor al guaraní sin las acciones necesarias para su reivindicación sociolinguística no significan nada. Es decir, dar a la lengua solamente un "valor simbólico" implica "herir de muerte a la lengua", por lo que habría que dar al aprendizaje del guaraní un valor económico, si se le asigna un sitio reservado en las instituciones del Estado, como ha sido el uso del francés en Canadá en los años ochenta. En este sentido, el avance está en que hace un par de años hablar guaraní es un requisito para trabajar en la mayoría de los proyectos internacionales a llevarse a cabo dentro del país.

    Las decisiones políticas y/o técnicas determinan el estatus de las lenguas e impactan directamente en la selección de las mismas para la enseñanza y/o uso en el Gobierno central, departamental, local y otras esferas del Estado que conciernen a la seguridad del país, las relaciones internacionales, a traves de la diplomacia y los organismos de seguridad.

    Aunque el marco amplio es la Constitución paraguaya, punto de partida preciso para la política lingüística, resulta imprescindible considerar algunos aspectos basados en el desarrollo teórico metodológico que sirven para explicar nuestra situación sociolingüística, a pesar de las ambigüedades y discrepancias que históricamente han dado lugar, en diferentes épocas de la evolución del bilingüismo español guaraní en torno a las nociones de bilingüismo, diglosia, lenguas en contacto, etc. De todas maneras, la discusión ideológica resulta ya obsoleta, debido a los cambios sociolinguísticos, económicos, culturales, políticos y de los movimientos de población. Por lo tanto, es más apropiado hablar de las funciones de la lengua, porque si una lengua no es funcional a las necesidades de una específica comunidad lingüística, la misma tenderá a su desaparición como ha ocurrido históricamente con muchas lenguas en el mundo.

El bilingüismo como empresa nacional

La planificación lingüística trata del estilo formal y está muy relacionada con la distinción entre el habla y la escritura, dimensiones importantes para la comunicación, trasmisión sociocultural y de conocimientos de la lengua guaraní per se, aunque ambas dimensiones sean productos de sus hablantes y de la intelligentzia respectivamente y por lo tanto, decisores y responsables del uso. La escuela solamente a través de la educación bilingüe no puede resolver todos los problemas sociolinguísticos, aunque sea el organismo que instruya y difunda la lengua nativa, conjuntamente con otras instancias públicas y privadas que contribuyan a la expansión y reforzamiento del conocimiento y uso de la misma. Por consiguiente, la política lingüística necesita fundamentarse en un proyecto común con otras entidades pertenecientes a los gobiernos locales, municipios e instituciones y organizaciones de la sociedad civil y debe insertarse en una política de Estado más amplia.

    Las palabras de Rubin hace cuarenta años: «Es probable que el Paraguay tenga el grado de bilingüismo más alto del mundo tomando en cuenta la población total, el uso de las lenguas y la misma área geográfica» (Rubin, 68)[8] se han convirtido en la mayor atracción de investigadores nacionales y extranjeros, para conocer y estudiar el bilingüismo paraguayo, que sin duda ha «aumentado al inicio del tercer milenio» (Choi 05)[9] sin tener en cuenta las cuestiones que hacen a «la percepción de la rentabilidad de la lengua vernácula» (Pic Gillard, 2000)[10]. Sin embargo, el mantenimiento y/o expansión del proceso bilingüe dependerá exclusivamente del enriquecimiento, prestigio y por lo tanto estatus social y jurídico que se le otorgue a la lengua guaraní dentro del Estado, la cultura y especialmente dentro del sistema educativo, administración pública y de los gobiernos central y local. Las propuestas de la Reforma[11] de la educación paraguaya cubren una gran variedad de aspectos del sistema, aunque sea mucho el camino que se precisa recorrer hasta que el Estado y la sociedad civil la consideren una empresa nacional y por lo tanto se compartan los derechos y obligaciones.

    La reivindicación (revival) del estudio y uso del guaraní en la educación formal se inicia dentro de la comunidad lingüística nacional con más fuerza al terminar la dictadura stronista en 1989, aunque la concientización y el orgullo de una lengua propia en contraposición al concepto de lengua madre eran todavía cosa de algunos expertos e interesados en la supervivencia de la lengua nativa. Curiosamente, durante mucho tiempo ha sido el estamento docente y directivo de la institución rectora de la educación nacional, el más reacio al uso de la misma en el proceso escolar básico, el que con una connotación diferente se proyecta hoy día en la educación media, aunque sea casi inexistente en la educación universitaria con la excepción del Instituto Superior de Lenguas de la Universidad Nacional de Asunción, el Instituto Superior de Educación, y algunas instituciones relativas específicamente a la carrera de Educación bilingüe (Corvalán, 2000)[12].

El uso del guaraní en la Administración Pública

En lo que respecta al uso de las lenguas en la Administración del Estado y Gobierno central, departamental y local, se usa exclusivamente el español en la comunicación oficial, oral o escrita (correspondencia oficial nacional, departamental, local y municipal), ya que hasta la fecha no se ha reglamentado la disposición constitucional, a pesar de los varios anteproyectos de Ley presentados al Congreso Nacional, hasta hoy no considerados, resultando no sólo en la indiferencia de los parlamentarios, sino en la imposibilidad de concretarse dichas disposiciones.

    En el sistema judicial se usa castellano exclusivamente, ya sea oral y/o escrito, y el guaraní solamente en forma oral, hasta que se avance en su normalización. De hecho muchos juicios en español estarían traducidos del guaraní cuando se trata de casos provenientes de la población campesina, con la consiguiente interpretación "libre"; ya que la lengua guaraní todavía no ha alcanzado el nivel de desarrollo adecuado a dominios de uso especializados. Con la relativa novel experiencia del Juicio Oral iniciada en el 2000, el uso del guaraní mejor dicho jopara, para los imputados guaraní hablantes, no es una obligación institucional ni jurídica, ya que los fiscales y jueces no usan institucionalmente el guaraní en los juicios y procedimientos legales.

    El sector público y/o privado que hasta ahora no ha demostrado interés por la difusión de la lengua nativa como factor de atracción turística es el turismo interno, a pesar de que la responsable de la correspondiente Secretaría de Estado haya sido una de las personas que, siendo una reconocida cronista de televisión, es la que más ha mostrado y divulgado, a través de dicho medio, las posibilidades turísticas y económicas del interior del país. En efecto, el rasgo inherente y fundamental de la cultura paraguaya como la lengua guaraní, lastimosamente no ha sido considerada como un posible factor de interés para la industria sin chimenea.

    La Cooperación internacional como resultado de las propuestas educativas provenientes de la Reforma Educativa a partir de 1992, constituyó un factor fundamental para la reivindicación y avance del uso del guaraní en el proceso escolar de la educación básica, aunque haya sido poco significativo el avance desde el punto de vista lingüístico per se. Boidin (1999)[13] sostiene que la historia del guaraní dentro del sistema educativo tuvo un proceso poco convencional, fundamentalmente en lo que concierne al uso del guaraní en el aula. En efecto, el guaraní después de la era jesuítica, fue medio de comunicación entre el/a docente y el/a alumno/a para convertirse un siglo después, en lengua enseñada y de enseñanza al mismo tiempo, aunque no se sabe si podrá pasar el fundamental obstáculo de la funcionalidad en un mundo globalizado y donde el mercado lingüístico es cada vez más importante.

Uso de la lengua guaraní en los medios de comunicación

La fuerza del impacto coeducador de los medios de comunicación, de los demandantes de mano de obra calificada, de las industrias culturales, de la ciencia y tecnología son factores decisivos en la movilización de los recursos necesarios para hacer efectiva la reivindicación de la lengua guaraní, cuyo uso y visibilidad en los ámbitos públicos y principalmente en los medios masivos de comunicación, se considera el mejor indicador de la vitalidad de la misma y por lo tanto, de la existencia de símbolos que permitan la posibilidad de su medición en términos de la pervivencia de una lengua en una específica comunidad lingüística.

    Por consiguiente, se ha procedido a la recolección de datos e información proveniente de entrevistas con informantes calificados de medios masivos de comunicación sobre el uso de las lenguas mayoritarias habladas en este país, en cuanto a aspectos como: tipo de lengua, contenido del programa, hora de emisión, frecuencia y duración de los mismos. Ciertamente es preciso tener presente que por la misma naturaleza de los medios, los programas y espacios cambian de acuerdo a los intereses, principalmente económicos y del consabido "rating" de cada empresa.

    Sin lugar a dudas, puede generar alguna discusión la regulación del uso de los idiomas oficiales en los medios de comunicación social, al establecerse obligaciones que podrían ser consideradas como confiscatorias de espacios en la prensa. Sin embargo, por ser el Paraguay un país pluricultural y bilingüe –así es en la realidad, y así lo consagra la Constitución de 1992– los medios masivos de comunicación social, de tan alta responsabilidad en la formación y mantenimiento de la cultura de un país, no deberían desligarse de la misma. Las opciones varían entre restringir la obligación del uso del guaraní solamente a los medios de comunicación de propiedad del Estado o la de incluir a todos los medios masivos de comunicación sin excepciones. La resolución sobre este aspecto queda a cargo del Congreso Nacional que, como veremos más adelante, todavía ni siquiera han aprobado uno de los varios anteproyectos presentados para la reglamentación del uso de la lengua guaraní según indica la disposición constitucional.

El uso del guaraní en la prensa oral

Del conjunto de medios masivos de comunicación, tradicionalmente la radio ha sido y sigue siendo el más popular, razón por la cual es el que tiene una mayor responsabilidad respecto a la difusión del uso del guaraní, tanto en el sector rural, urbano y sobre todo en el exterior, donde existe un reclamo generalizado de los/as oyentes hablantes y/o amantes del guaraní para el uso de la misma. Es notable cómo se usa la lengua nativa en un par de emisoras en la Ciudad de Buenos Aires, dirigidas a la considerable población de inmigrantes paraguayos/as y correntinos/as que existe en la misma y sus alrededores.

    Sin embargo, el uso de la radio es diferenciado según estratos socioeconómicos, aunque con frecuencia aumenta considerablemente en épocas de crisis económica, debido al costo del material impreso como diarios y revistas, y porque en los últimos tiempos, se ha venido dando una especie de retroalimentación de las noticias entre la prensa oral y la escrita.

    Si bien, el uso exclusivo de ambas lenguas en la sociedad paraguaya depende del estrato y situación social en que la relación lingüística se lleve a cabo, es muy difícil fijar los límites de uso de una y otra, debido a la gran fluidez que existe en el cambio de código en los diferentes dominios de uso, dando lugar al uso del tan discutido jopara o la llamada eufemísticamente lengua viva y que considero es la primera causa del empobrecimiento y/o posible muerte lenta de la lengua guaraní, a pesar de su innegable popularidad, principalmente entre la población adulta.

    Un aspecto interesante e ilustrativo del habla del/a paraguayo/a nativo/a a través de la prensa oral es que sirve no solamente para medir la vitalidad del guaraní, sino para analizar la riqueza de la lengua medida en los pocos espacios hablados solamente en guaraní y sobre todo a través de la colaboración de los radioescuchas que participan con mucha frecuencia. Si bien los programas exclusivamente en guaraní varían de acuerdo al contenido, frecuencia y hora de emisión, los que tratan de cuestiones diversas: religión, folklore en sus varias manifestaciones, costumbres, mitos y leyendas, normalmente se trasmiten de madrugada o muy temprano a la mañana. Por ejemplo, en el caso de Radio Ñanduti, la temática campesina en base a reportajes sobre temas agropecuarios e interacción con la audiencia es en jopara, castellano y a veces sólo en guaraní, como se observa en el Cuadro 1.

    En 2003, todos los días a las seis de la mañana y antes del informativo nacional, se lee parte de la Biblia en guaraní durante quince minutos, sin una palabra en castellano, patrocinado por la Parroquia Verbo Divino de la Iglesia Católica, aunque para el 2005 ese mismo espacio, también lo intercalan con dicha lectura en castellano. Es así que entre las tres y las cinco de la madrugada se trasmite un espacio de noticias nacionales e internacionales en guaraní puro, escolar, científico o como se quiera llamar. El aspecto curioso de esta trasmisión constituye la traducción en castellano de las partes que consideran difíciles de entender, cuando no es jopara. Recordemos las continuas quejas de los familiares de los escolares guaraní hablantes que ingresan al sistema de educación bilingüe respecto al guaraní escolar, porque dicen que no lo entienden, cuando lo que realmente importa es que sean los niños los que entiendan y aprendan.

    También es interesante indicar la fuerza e impacto de los mensajes en guaraní sobre cuestiones fundamentales como la prevención y procedimientos a seguir en los casos de violencia intrafamiliar, derechos humanos y de la mujer, violencia intrafamiliar y contra la mujer, embarazo precoz, igualdad y equidad de género, etc., patrocinados por la misma emisora, la Secretaría de la Mujer de la Presidencia de la República y la Comisión de Equidad y Género de la Municipalidad de Asunción, durante la década del 2000.

Cuadro No. 1: El Guaraní en las radios emisoras paraguayas, 2003.
Nombres   Programas  Contenido  Tiempo en Aire  Observaciones 
Radio Charitas (680 AM)
Asunción
"El programa periodístico" Informativo. Temas políticos, sociocult., económicos. L. a V. 8 a 11:30 Hs. En jopara, tienen invitados, cronistas, etc.
"Tetãgua chemongeta" Temas rurales (noticias agropecuarias). L. 15 a 17 Hs. Un tema por día. Campesinos en jopara, invitados especiales o por vía telefónica.
Radio Ñanduti (1020 AM)
Asunción
"Karai Pyhare" Entrevistas, comentarios, misceláneas. D. a V. 12 a 5 Hs. Hablan entre ellos exclusivamente en guaraní.
"Campo 14" Comentarios agropecuarios e invitados. S. 5 a 7 Hs. Utilizan el jopara (predominio del guaraní).
"Mandu'arã" Música y canciones en guaraní y castellano. S. 20 a 12 Hs.  
"Rotativo Nacional" Informativo, noticias nacionales y extranjeras. L. a V. 16:30 Hs. Con emisoras del interior.
"Evangelio del día" Lectura del Evangelio del día. 6 Hs. Lectura en guaraní puro.
"La vida sigue igual" Comentarios de la vida cotidiana. 22 a 2 Hs. Utilizan el jopara.
1º de marzo (780 AM)
Asunción
"Hijos del Paraguay" Música en guaraní. D. 7 a 9 Hs. Jopara. Hablan con el público, y mensajes.
"Lo nuestro" Música en guaraní: polka, guarania, etc. L. a V. 12 a 04 Hs. Jopara Hablan con el público.
Radio Cardinal
Asunción
"Cardinal folklore" Temas musicales (folklore). S. 15 a 18 Hs. D. 6 a 8 Hs. Jopara. Hablan solo guaraní entre ellos.
Radio FM de Luque (93.3 FM)
Luque
"Ko'ẽju rory" Música paraguaya. L. a V. 6 a 8:30 Hs. Hablan solo guaraní entre ellos.
Kerambipu Música paraguaya. L. a V. 23 a 01 Hs. Jopara (predominio del guaraní), hablan con el público.
"Canto a mi Tierra" Temas musicales. D. 00 a 13 Hs. Jopara (predominio del español). Conjuntos musicales.
Radio Corpus (89.5 FM)
Ciudad del Este
"El diario hablado" Informativo y comentarios sobre diarios nacionales. L. a V. 5 a 6:30 Hs. Jopara. Entrevistas, música folklórica.
Radio FM del Sur (106.5 FM)
Encarnación
"Kay'uhápe" Musical e informativos. L. a S. 5:30 a 6:30 Hs. Jopara. Hablan con el público, noticias de Asunción.
Radio Guairá (103.5 FM)
Villa Rica
"Alborada paraguaya" Música paraguaya. L. a V. 5 a 6:30 Hs. Solo en guaraní con el público.
"Ka'aruete ñane ñe'ẽme" Música paraguaya. L. a S. 16 a 18 Hs. Solo guaraní con el público.
Radio Arapy
Pilar
"Ñane retã rayhuhápe" Temas paraguayos. L. a V. 7 a 7:30 Hs. Solo en guaraní y con el público.
Radio Evolución (89.3 FM)
E. Ayala
"El especial del folklore" Música y temas del momento. L. a V. 5 a 7 Hs. Jopara, interactúan con el público.
Amambay AM
P.J. Caballero
"Marandu" Música folklórica. L. a S. 13 a 15 Hs. Solo en guaraní y con el público.
Radio San Lorenzo (92.7 FM)
San Lorenzo
"La mañana sí" Informativo (noticias, comentarios, etc). L. a S. 6 a 9 Hs. Jopara. Interactúan con el público.
Fuente: Información proveída por informantes calificados a través de entrevistas, comunicación telefónica y diarios en Asunción, Octubre 2003.

    Un oyente amante del avañe'ẽ[14] residente en Barcelona reclama la presencia del guaraní en la prensa en general, indicando que «En las emisoras de radio el avañe'ẽ es la "lengua evanescente" la "lengua de la madrugada", la lengua que se habla a hurtadillas, a escondidas, a primera hora de la mañana y que luego desaparece hasta la próxima madrugada... cuando "nadie" puede escucharla y cuando no se habla de "cosas serias", porque el guaraní sirve para la música, la religión y para que los campesinos se "desahoguen" explicando "sus cosas"». Este reclamo es sin duda también un indicador de la vitalidad de la lengua indígena, aunque el mensaje esté impregnado quizás de cierto fundamentalismo propio de las causas difíciles de llevar adelante.

    Por otra parte, de las siete radios más escuchadas de Asunción y la radio Médano de Filadelfia que emiten por FM, son pocas las emisoras que no tienen programas de música en guaraní, donde considero está la real vitalidad de la lengua, aunque poco se haya renovado adecuándose a los nuevos tiempos.

La lengua guaraní en la prensa escrita

La prensa escrita ha sido durante mucho tiempo el medio más reacio y muchas veces contrario al uso de o sobre la lengua nativa, especialmente en los años anteriores a la caída del régimen autoritario en 1989, cuando la mirada estaba hacia todo lo que no fuera la cultura paraguaya y menos aún hacia la lengua indígena. Hasta hoy no existe un periódico totalmente bilingüe y menos aún en guaraní; ni siquiera el diario Popular, que como su nombre lo indica, está dirigido especialmente a la población hablante guaraní y por la misma naturaleza del contenido, referido a la vida cotidiana y en mayor medida a la llamada prensa amarilla.

    Realmente, el interés efectivo de la prensa recién comienza durante los debates y largas discusiones antes de la elaboración e implementación de la Reforma educativa en 1992 y la respectiva presión de la Cooperación internacional para hacer realidad en Paraguay la educación escolar bilingüe castellano guaraní.

    Sin embargo, a mediados de la década del noventa, la prensa en general ha disminuido el interés por la lengua nativa, con excepción del espacio que dedica a la educación primaria, siguiendo el programa escolar inicial a través de los suplementos escolares sobre la enseñanza de la lengua guaraní, dirigidos a la maestra y/o al/a escolar. En general las páginas de los Suplementos Escolares en y sobre la lengua nativa varían en los diferentes diarios, en cuanto a la extensión, y calidad del contenido y presentación de los mismos.

Cuadro No. 2: El uso de la lengua guaraní en la prensa escrita, 2003.
Medios Suplementos Contenido Días Observaciones
ABC Color Suplemento "El ABC escolar" Diversos temas, instructivo. Martes Tiene 2 páginas en guaraní.
Suplemento "El ABC estudiantil" Diversos temas, instructivo. Viernes Educativo para el nivel Educación Media.
Popular Suplemento "Guaraní fácil" Diversos temas, instructivo. Jueves Todo en guaraní.
Noticias Suplemento "Escolar de Noticias" Diversos temas, instructivo. Martes Tiene una página en guaraní.
Última Hora "Página escolar" Diversos temas, instructivo Miércoles Tiene 8 páginas en guaraní.
"Correo Semanal" Artículos académicos sobre la lengua guaraní. Sábados En castellano. Varias páginas.
La Nación (Crónica) Suplemento "Bochito" Diversos temas, instructivo. Martes Tiene una página en guaraní escolar.
Fuente: Información proveída por informantes calificados a través de entrevistas, comunicación telefónica y diarios, Asunción, Octubre 2003.

    Solamente el diario Última Hora desde hace varios años en su suplemento cultural llamado Correo Semanal, dedica con frecuencia espacios importantes a artículos generalmente académicos, producto de investigaciones y estudios de especialistas nacionales y/o extranjeros sobre la lengua guaraní, como se observa en el Cuadro No. 2.

La lengua guaraní en la prensa televisiva

La Televisión paraguaya es el medio de comunicación que usa la lengua guaní en menor medida en sus programas, a pesar del Vy'a pavẽ ára pyahúre!, o sea ¡Felices fiestas! 2005 que leemos al entrar a la oficina administrativa de la televisión por cable en Asunción, llamada Multicanal. En general, la trasmisión es en castellano con la excepción de los programas de entrevistas en que se usa la lengua del entrevistado sea guaraní y/o español.

    El Canal 9 Nacional de Televisión ofrece una emisión diaria del noticiario a las cinco de la mañana en guaraní, programas cómicos y espacios dedicados al turismo interno y al sector rural en ambas lenguas, así como entrevistas a campesinos, políticos, comerciantes, en guaraní y/o castellano.

    Sin embargo, la lengua guaraní está poco presente en los otros canales de la TV paraguaya, debido al auge de los programas "enlatados" exportados del extranjero, aunque el «lamento por la pérdida de vocablos castellano paraguayos barridos por las novelas televisivas es constante»[15] como se lee en el mail de un militante defensor de la lengua guaraní, reclamando más uso de la lengua nativa, a la que llama avañe'ẽ, es decir el habla del indígena.

Cuadro No. 3: El uso del Guaraní en la Televisión, 2003.
Nombres Programas Contenido Tiempo en Aire Observaciones
Canal 9 "Kay'uhápe" Informativo, educativo, cultural, sobre la realidad nacional. L. a V. 4:45 a 5:45 Hs. En jopara, interactúan con el público e invitados calificados.
Canal 13 "Reportaje al país" Turismo sobre Paraguay D. 19 a 20 Hs. En jopara con invitados.

    Hace un par de años también se trasmitió una telenovela en guaraní, que duró poco tiempo, a pesar de su éxito, y fue reemplazada por programas cómicos en guaraní, que lastimosamente no ayudan en nada a reforzar el prestigio del guaraní a través de la TV y por lo tanto, aumentar su estatus, considerando la fuerza educativa de la TV. Por esta razón, la gran sorpresa constituyó el reciente y novedoso programa sobre la Pasión de Cristo en forma de una dramatización en guaraní, trasmitido durante la Semana Santa del 2005. Una vez más sigue siendo la Iglesia, en cualquiera de sus denominaciones, la institución más apegada al uso de la lengua guaraní y sobre todo al jopara.

    Ninguno de los canales que funcionan en Asunción cuentan con programas educativos en o sobre la lengua guaraní per se, obviamente con la excepción de alguna propaganda donde se utiliza la lengua guaraní. Más grave aún es la ausencia de la misma en el canal llamado Frontera Multicanal de TV ubicado en Pedro Juan Caballero, región fronteriza con Brasil, debido a la conformación de una situación de trilingüismo: español, guaraní y portugués, y el consiguiente poder económico y político de esta última lengua.

La lengua guaraní como símbolo de paraguayidad

El estrecho contacto de las lenguas español, guaraní y portugués en la amplia zona fronteriza, debería constituir un verdadero reto para la preservación de la cultura y soberanía nacional, considerando el poder económico, técnico y sobre todo popularidad de la TV brasileña que impacta directamente a la frontera con el Brasil principalmente. En este sentido, la industria cultural y los símbolos patrios también corresponden comúnmente al vecino país, situación que hasta ahora no parecería ser parte del interés de los políticos y autoridades educativas nacionales y/o locales, a pesar de las sistemáticas denuncias y reclamos respecto a la dimensión cultural, siendo la lengua guaraní el máximo símbolo de paraguayidad.

    El proceso de integración en el que está inmerso Paraguay iniciado a comienzos de la década de los años noventa con la firma del Tratado del MERCOSUR, nos pone en la disyuntiva de repensar un antiguo e importante tema de índole sociocultural y educativa como es la política lingüística de los países comprometidos en el intercambio de bienes económicos, culturales y de servicios, a través de la expresión más acabada de la identidad cultural y nacional, como es la lengua propia de una comunidad lingüística.

    En efecto, la lengua juega un papel clave en la información y comunicación entre e inter países, Paraguay, Brasil y Argentina, miembros del proceso de integración regional de índole esencialmente económica y política, con la consabida problemática de todo país que cuente con una extensa frontera seca, de manera a que los gobiernos central, departamental y municipal se adecuen a la visión de país bilingüe español guaraní del pueblo paraguayo.

    La existencia de una frontera accesible a la migración de brasileños, paraguayos y argentinos crecientemente activa, da lugar a una compleja y difícil transición cultural y sociolingüística, debido no sólo al uso de otra lengua, como es el portugués, sino al compromiso político de considerar al español y portugués como las lenguas oficiales del MERCOSUR y por lo tanto, al consiguiente proceso de enseñanza de la otra lengua en cada uno de los respectivos países.

Participación de la Sociedad civil y su influencia en el Estado

En lo que hace a la participación de la sociedad civil en las cuestiones públicas, el único escenario de participación permitido, aunque rígidamente controlado antes de 1989, fue el ligado a las organizaciones del partido de gobierno, cuya función principal era de carácter clientelar y de apoyo político. En lo que a educación se refiere, el resultado más notorio fue la rotura de cualquier enlace entre la escuela y la comunidad educativa que no estuviera relacionada con las organizaciones partidarias y sus respectivos intereses.

    La iniciativa de la reforma educativa surgió como un proyecto de la dirigencia que asumió el control político en la transición democrática, así como un reclamo de la ciudadanía. Fue a partir de este impulso de la ciudadanía civil y de sectores como la prensa, los docentes, los intelectuales, las organizaciones educativas, las iglesias, las organizaciones no gubernamentales e incluso exponentes de los sectores políticos consustanciados con la emergente democracia, que el nuevo gobierno tomó las primeras medidas para estructurar el plan de reforma educativa. Además de promover una apertura del sistema educativo fortaleciendo las relaciones no solamente con los sectores no gubernamentales sino también en el interior del mismo sistema, el Gobierno puso en ejecución diferentes medidas de funcionamiento.

    Las instituciones de enseñanza de la lengua guaraní con el correr del tiempo se fueron multiplicando desde la época que sólo existía la Academia de Lengua y Cultura Guaraní; el Ateneo Paraguayo: la Asociación de Escritores Guaraníes; el Centro de Autores Nativistas; Autores Paraguayos Asociados (APA); el Instituto de Lingüística Guarani del Paraguay "Prof. Dr. Reinaldo Decoud Larrosa" (IDELGUAP); Círculo Paraguayo de Poetas; etc. (Corvalán, 1988)[16]. Algunas de estas instituciones todavía siguen activando no solamente en la enseñanza de la lengua, sino en la participación y organización de debates, seminarios y congresos sobre temas concernientes al guaraní.

    Un ejemplo de la participación de las instituciones y especialistas dedicados al estudio del guaraní es la conformación de una Mesa Coordinadora Interinstitucional convocada por la Comisión Nacional de Bilingüismo CNB en el 2001 para analizar, reflexionar y delinear un documento base sobre la Política Lingüística para este país, así como hacer una "lectura crítica del Anteproyecto de Ley que reglamenta los artículos 77 y 140 de la Constitución Nacional de 1992" presentado al Parlamento. Sin embargo, a pesar del bien delineado proyecto, por diversos motivos todo quedó en intenciones nada más, como veremos más adelante. Por consiguiente, se llevó a cabo el FORO NACIONAL sobre "La Educación Bilingüe en la Reforma Educativa de Nivel Medio" a partir de talleres de reflexión sobre: la fundamentación científica de la Educación Bilingüe en el Currículo, formación docente y metodología de la Educación Media y el Guaraní como lengua enseñada y de enseñanza en dicho nivel.

    Los reclamos de orden sociolingüístico y sociopolítico del Foro son:

  1. Inclusión del Guaraní en el curriculum del Nivel Medio como Lengua y Literatura Guaraní en todas las modalidades y niveles del Bachillerato, equiparando al de Lengua y Literatura castellana;

  2. Incorporación del guaraní, como lengua enseñada y de enseñanza, en todas las áreas del currículo, porque el guaraní no puede ser optativo;

  3. Consideración del guaraní como competencia básica en la evaluación y promoción desde el primer ciclo hasta la finalización de la Educación Media;

  4. Implementación de un Plan de sensibilización e información a nivel nacional acerca de ventajas de la educación bilingüe;

  5. Sensibilización, capacitación y actualización docente en servicio;

  6. Elaboración de un curriculum para la formación de profesores bilingües en las diferentes áreas del nivel medio;

  7. Inclusión de la evaluación de las competencias linguísticas en guaraní para el ingreso a la Formación docente.

Proyectos de Ley para reglamentar el Guaraní como lengua oficial

Entre 1999 y 2001 surgieron varios proyectos de Ley para reglamentar los artículos de la Constitución de 1992. El Artículo 140 establece que el Paraguay es un país pluricultural y bilingüe. Son idiomas oficiales el castellano y el guaraní. La Ley establecerá las modalidades de utilización de uno y otro. Las lenguas indígenas, así como las de las otras minorías forman parte del patrimonio cultural del de la Nación. 

    Artículo 77. De la enseñanza en lengua materna. La enseñanza en los comienzos del proceso escolar se realizará en la lengua oficial materna del educando. Se instruirá así mismo en el conocimiento y en el empleo de ambos idiomas oficiales de la República.

    Esta disposición normativa otorga al Guaraní por primera vez una igualdad jurídica con el castellano, resolviendo un largo y antiguo debate sobre la diferencia jurídica entre ambos idiomas y se abre un gran interrogante sobre las modalidades de uso de cada lengua, para lo que se requiere una Ley que establezca reglas claras, que normalice el uso.

    En septiembre de 1999, se da entrada en la Secretaría General de la Cámara de Diputados el "Proyecto de Ley que reglamenta los artículos 77 y 140 de la Constitución Nacional y crea la Dirección Nacional de Política Lingüística" presentado por La Coordinadora de Instituciones y Profesionales Difusores del Guaraní CIPRODIGUA, como uno de los proyectos presentados al Congreso Nacional por diferentes organizaciones dedicadas al estudio y enseñanza de la lengua nativa que hasta hoy no han sido aprobados por el Parlamento Nacional, debido a intereses creados más allá de la misma reglamentación constitucional. Por ejemplo, en este Anteproyecto se sugiere la creación de la Dirección Nacional de Política Lingüística, cuando ya existe la Comisión Nacional de Bilingüismo CNB, aunque sea la única con una propuesta para un Instituto de Lenguas Indígenas.

    La Universidad Católica por medio del Programa de Asesoramiento al Congreso Nacional, presenta el Proyecto de "Ley que Normaliza el uso del Guaraní como Lengua Oficial". En el primer artículo se trata el derecho a usar ambos idiomas oficiales; se consagra la igualdad jurídica y se prohíbe la discriminación en razón al uso del idioma y la obligación del Estado de proteger a los habitantes contra esta discriminación. En el segundo capítulo, se estipula el uso obligatorio de uno u otro en la administración pública. En los artículos que siguen se regula el uso de ambos idiomas a elección del recurrente en forma oral o escrita, así como en los documentos oficiales. Es obligatoria la publicación de todo texto oficial de normas jurídicas (leyes, decretos, ordenanzas, , etc.) en ambas lenguas, así como el uso bilingüe de las señales de tránsito, los avisos y comunicaciones al público.

    Un tercer Proyecto de Ley en 2001 "Por el cual se aprueba como legítima lengua guaraní la forma natural del habla y forma tradicional de uso del lenguaje por el pueblo paraguayo", en nombre de varias instituciones dedicadas al Guaraní, manifiestan una serie de dudas respecto a: "la legitimidad del modelo gramatical del supuesto guaraní científico que se aplica en la enseñanza oficial, en contraposición al primigenio modelo del uso oral...", desajustes en la fonética y "el deber de todo parlamentario es sancionar una Ley que impida la corrupción de la mente de la niñez...". En las Disposiciones generales se trata de: legitimar la forma natural del habla; se usarán en la escritura los signos del alfabeto castellano; en la fonología, las voces de origen propio, las de contacto con otros idiomas extranjeros...

    En 1999 el "Anteproyecto de Ley de Definición del Idioma Guaraní a la cual se refiere la Constitución Nacional de 1992" relativo a los artículos 63, 66, 73, 77, 81 y 140. Los primeros once puntos se refieren exclusivamente a una crítica sobre la grafía usada para la lengua guaraní, es decir en el sistema educativo y la llamada grafía tradicional, apoyada nuevamente en una concepción subjetiva y muy alejada de principios teórico metodológicos. Las Disposiciones Generales abogan por: 1) la lengua guaraní en la forma natural y legítima del habla del pueblo paraguayo determinado por la expresión oral: 2) la grafía de los signos del alfabeto castellano, para lo cual expone una serie de ejemplos: la K para decir kyjha, la C para cabayú. Los capítulos que siguen tratan de las prohibiciones e inhabilitaciones; las sanciones penales; las acciones y procedimientos civiles. Por primera vez, se habla de que "se impondrá una pena de seis meses a un año de prisión o una multa de 10 a 50 salarios mínimos a quien obstaculizase el rescate de los signos de la grafía del guaraní, así como otras penas de diferentes características para directores y dueños de instituciones educativas que obstaculicen los puntos incluídos en esta Ley".

    La Comisión Nacional de Bilingüismo creada en 1994, envía un análisis de estos proyectos a la Comisión de Educación y Cultura de la Cámara de Diputados, indicando: 1) cuestiones relativas especialmente a la creación de una Dirección de Política Lingüística; 2) Alcance restringido del ámbito de acción planteado, ya que olvida las lenguas de las minorías étnicas y las extranjeras de uso universal y 3) respecto al uso de lengua a ser utilizada establece de manera coactiva el uso del "guaraní paraguayo". Este Anteproyecto de Ley nos recuerda el dilema respecto a la elección de un alfabeto para la lengua guaraní entre los muchos que han ido surgiendo a lo largo del tiempo, y que han sido motivo de agrias discusiones desde hace más de cinco décadas entre los grupos llamados científicos y tradicionales.

    En la Sesión Ordinaria del 4 de setiembre del 2003, la Cámara de Diputados declara como Archivado el "Proyecto de Ley que aprueba como legítima lengua guaraní la forma natural del habla"[17]. Esta disposición sigue confinando a la lengua nativa a un desorden en cuanto a las posibilidades de normalización y se reabre la antigua polémica respecto al tema de la variante a usarse en el sistema educativo, en los poderes del Estado y en las disposiciones escritas en la folletería y papelería oficial. Ninguno de los anteproyectos considera posibles medidas (acciones) de Acción positiva para el uso de la lengua guaraní, como medidas correctivas de carácter transitorio orientadas a corregir la desventaja de la situación discriminatoria del guaraní, como fue el histórico tratamiento dado al español en California en su continua lucha con el inglés.

Desafíos del guaraní en la Educación Media

El aprendizaje de una lengua no consiste solamente en el ejercicio de la ortografía y la gramática, sino es una experiencia sociocultural que envuelve la identidad personal, comunitaria, el respeto por el otro y la relación con la propia cultura y la ajena, la que puede o no, estar llena de conflictos lingüísticos y/o de otro tipo que normalmente surgen en el sistema educativo. En este sentido, considerar los componentes simbólicos como parte del aprendizaje de manera a evitar una diglosia cultural en una situación de lenguas en contacto es un ejercicio nuevo, útil y sobre todo creativo, que no se ha puesto en práctica en el aula.

    El guaraní cotidiano, jopara o habla del paraguayo/a en constante cambio, difícil de de sistematizar estructuralmente, se opone al guaraní escolar, que si bien genera problemas de tipo psicosocial, tiene la ventaja de una posible estandarización, aunque la adopción de neologismos constituya uno de sus puntos más críticos, principalmente si se refieren a la vida cotidiana, por las diversas opiniones que los mismos generan en los hablantes nativos y los que surgen en el proceso de uso, los aceptarán o rechazarán de acuerdo a la funcionalidad de los mismos.

    Si bien la reforma curricular requiere el uso del guaraní y del español en la comunicación oral y escrita, la maestra no ha recibido la capacitación y entrenamiento suficiente y adecuado para la enseñanza del guaraní y del español como segundas lenguas, tema que desde una perspectiva moderna y sobre todo práctica y placentera, es todavía el gran desafío del sistema educativo. En efecto, considerando la integración regional, la enseñanza del portugués e inglés deberían incluirse en la agenda educativa para más reflexión.

    El tema de la funcionalidad de una lengua, está en directa relación con el desarrollo de la misma para su uso en los diferentes dominios lingüísticos de una comunidad de hablantes y con las necesidades concretas del desarrollo curricular de la educación formal, cuando se trata de áreas más complejas del conocimiento y accionar de la persona humana. El uso de la lengua guaraní en la educación media respecto al actual nivel de desarrollo de su corpus lingüístico es el primer y gran obstáculo para la misma.

La Intelectualización del Guaraní en la Reforma de la Educación Media

La Intelectualización de la lengua guaraní es la mejor propuesta para la educación media en términos del desarrollo y pervivencia de la lengua nativa, y que significa que el proceso enseñanza aprendizaje, se lleve a cabo en un nivel superior al ya supuestamente adquirido en el nivel básico de la educación bilingüe. Esto implica en primer lugar la normalización de la lengua guaraní, en base a una responsable y quizás ¿consensuada? planificación lingüística, para una mayor funcionalidad en los niveles más complejos del conocimiento.

    Hace mucho tiempo, Garvin (1974), el reconocido lingüista interesado en la lengua guaraní, ya hablaba de que «el grado de inlelectualización del guaraní estaba por estudiarse... y que no hay una conciencia sobre la necesidad de intelectualización del guaraní» porque... dependía del trabajo de la Academia Guaraní sobre terminología y sintaxis[18]. La pregunta ahora es: ¿cuánto se ha avanzado en lo que respecta a los niveles de intelectualización de una lengua estándar?, la que se define como la posibilidad de hacer formulaciones lingüísticas precisas y rigurosas, y si es necesario abstractas, es decir, la tendencia hacia la expresión cada vez más precisa y definida de una lengua, en base a las funciones de identidad nacional, prestigio y finalmente, de marco de referencia para el uso del habla en base a una norma codificada, destinada a servir de modelo de corrección.

    Entre los varios ejemplos mencionados al inicio de estas páginas, también se tiene otros ejemplos de intelectualización del guaraní: la disposición de la Convención Constituyente para la traducción en lengua guaraní de los artículos a medida que se aprobaban. Para esto se nombró una Comisión de ciudadanos convencionales para la revisión del texto final, para asegurar que la versión guaraní fuera la original. Se sancionó la Ley fundamental de la República en las dos lenguas oficiales de la República. El 20 de junio de 1992 se leyó el Preámbulo de la Constitución en dos idiomas, y solemnemente se juró la nueva Carta magna. Además, el bilingüismo paraguayo ha dado lugar a una extensa y creciente bibliografía, publicada en diferentes libros y revistas especializadas y no, del ámbito académico, dentro y fuera del país.

    Por ahora, como una medida pragmática se ha optado por la enseñanza de la Literatura Guaraní en guaraní, mientras la lengua de enseñanza de las otras áreas del curriculum del nivel medio como matemáticas, ciencias y estudios sociales, se deja a la decisión de cada institución. Como una estrategia para la promoción del guaraní, se proyecta dirigir la lengua y literatura guaraní hacia la producción de textos de varios tipos. El objetivo es crear una generación de prolíferos y buenos escritores en guaraní, que a su vez desarrollen e intelectualicen la lengua, para su uso en todas las áreas del curriculum.

    El éxito de toda planificación lingüística, está en la aprobación de la comunidad de hablantes respecto a las medidas que se adopten, así como el uso de una variante o reforma estructural. La comunidad de hablantes no solamente precisa aprobar las medidas sino apoyarlas activamente, a partir de acciones visibles de aprobación, es decir, de uso de una determinada variante. Ésta es muy importante en el dominio de la planificación de la estructura de la lengua (corpus), porque todo término nuevo será usado por sus hablantes nativos sólo si lo entienden y si es funcional a sus necesidades.

    Las investigaciones realizadas dentro del país en los últimos años han contribuido con conocimientos principalmente respecto a las actitudes del alumno y maestras y sobre el impacto lingüístico-pedagógico del proceso bilingüe. Sin embargo, por su cobertura no constituyen parámetros suficientes para la toma de decisiones respecto a cuestiones más complejas. Parecería extemporáneo afirmar que se esté dando un proceso diglósico en el aula entre el guaraní escolar y el cotidiano, ya que la influencia de factores exógenos a la escuela y mayor nivel de bilingüismo a nivel nacional podrían servir de catalizadores del guaraní escolar, hipótesis que precisa confirmarse con la realidad actual.

    La evidente necesidad del enriquecimiento del guaraní para su adecuación a los requisitos del proceso de modernización, sin lugar a dudas requiere la creación de neologismos adecuados a las características lingüísticas y sociales propias de dicha lengua, los que deberían surgir a partir fundamentalmente de la investigación científica para la producción de conocimientos, para un gradual y flexible intento de normalización del guaraní, respecto a la creación de palabras nuevas o recrear las olvidadas, durante la evolución de la lengua nativa.

Referencias

[1] Pic Gillard, "La transformación de un país plurilingüe en un país bilingüe", en: Revista Paraguaya de Sociología, Centro Paraguayo de Estudios Sociológicos, Año 37, N0. 109, Asunción, Set.Dic. 2000, p. 163.
[2] Corvalán, Graziella, "La política lingüística del Paraguay: el Rol del Estado", Informe de investigación, Consejo Nacional de Educación y Cultura CONEC, Asunción, diciembre 2003, 72 pp.
[3] Choi, Jenny K. "La planificación lingüística y la revivificación del guarani en el Paraguay: Comparación, evaluación e implicación", en: Language Problems and Language Planning, John Benjamins Publishing Company, vol. 28, No. 3, Fall 2004, 241-260 pp.
[4] La canción No. 9 grabada en el disco TARRES SERRAT Cansiones.
[5] Lewis, Tracy K. "Epistemología paraguaya: La palabra fuego en la poesía de S. Delgado", en: Correo Semanal, Diario Última Hora, Asunción, abril 9 de 2005. Esta publicación es un fragmento de la ponencia presentada a LASA XXV, Las Vegas, Nevada, Oct. 2004.
[6] Corvalán, Graziella, "La perspectiva de género en las lenguas del Paraguay", en: Desafíos de la Educación Intercultural Bilingüe en el Tercer Milenio, IV Congreso Latinoamericano de Educación Intercultural Bilingüe, MEC-CNB, UNESCO, Asunción, Noviembre 2000.
[7] Corvalán, G. Diciembre 2003, op. cit.
[8] Rubin, Joan, National Bilingualism in Paraguay, Mouton & Co.Printers, The Hague, 1968.
[9] Choi, Jenny, Journal of Multilingual and Multicultural Development, vol. 26, No. 3, 2005.
[10] Pic Gillard, Christine, op. cit. p. 173.
[11] Consejo Nacional de Educación y Cultura, Informe sobre la situación de la Educación Paraguaya, Ed. CONEC, Asunción, Junio 2000, 118 p.
[12] Corvalán, Graziella, "Consideraciones para las políticas linguísticas del Paraguay". En: Revista Paraguaya de Sociología, CPES, Año 37, No. 109, Asunción, Set. Dic. 2000, pp. 137-154.
[13] Boidin, Capucine, "La política de educación bilingüe guarani español en el Paraguay de los años 1990". En: Revista Paraguaya de Sociología, Año 36, No. 105, mayo-agosto de 1999,pp. 147-158.
[14] Joan Moles. Avañe'ẽ se traduce como lengua del indígena. Email: paraguai-paraguay@telefónica.net, recibido: marzo 21 2005.
[15] Joan Moles, "Preocupación por el avañe'ẽ-guaraní. Dolor lingüístico, desarrollo y patriotismo", email: paraguai-paraguay@telefonica.net, recibido marzo 21, 2005.
[16] Corvalán, Graziella, "La política lingüística nacional y la educación bilingüe en el Paraguay", en: Cuadernos de Discusión, Centro Paraguayo de Estudios Sociológicos, Asunción, agosto de 1988.
[17] Diario ABC, Agenda parlamentaria, Política, viernes 5 de setiembre de 2003, p. 4.
[18] Garvin Paul, "La urbanización de la lengua guarani..." México, 1974.
Transcripto con autorización de su autora - www.guaranirenda.com - 2005

Péva mboyvegua - Página anterior Péva riregua - Página siguiente

Principal ] Historia ] Fonología ] Gramática ] Antología ] Dichos ] Misceláneas ] Fotografías ] Enlaces ] Autores ] Correo ]